Propiedades de las bayas Goji

9 de junio de 2012

Propiedades bayas Goji

Las bayas Goji (Lycium barbarum) han sido utilizadas durante miles de años en el continente asiático. Sin embargo, hasta hace muy poco, eran prácticamente desconocidas en Occidente. Estas bayas se introdujeron por primera vez en el Reino Unido en el siglo XVIII por el duque de Argyll, Archibald Campbell; razón por la cual estas plantas son también conocidas en Inglaterra como “el árbol de té del duque de Argyll”. Este fue el primer contacto que tuvieron con Europa, dándose a conocer posteriormente en los demás países.

Las bayas tibetanas de Goji crecen de forma salvaje y son secadas al sol de manera natural en altitudes cercanas a los 4.000 metros. Se afirma que son una de las frutas con mayor concentración y cantidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo; propiedades tales como aminoácidos, polisacáridos complejos, monosacáridos, fibra, proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, entre otras.

Están muy bien valoradas dentro de la medicina natural, y se les atribuyen diversas acciones sobre el hígado, los pulmones y los riñones. Por otro lado, también se cree que ayudan a mejorar la fertilidad, a fortalecer el sistema inmune, a mejorar la circulación sanguínea, a favorecer la vista, a regular el sueño y el apetito…

¿Producto milagro o timo publicitario?

Varios estudios consideran que las bayas Goji son beneficiosas para prevenir enfermedades cardiovasculares, trastornos neurodegenerativos, inflamaciones y diversos tipos de cáncer; y que además son un potente antioxidante para nuestro organismo. En cambio, otros estudios afirman que las bayas Goji no son más que un timo o un milagro de la publicidad, y que sus nutrientes y “propiedades beneficiosas” son exactamente las mismas que las de otras frutas y verduras. Además de no ser la panacéa, estas particulares bayas de color rojo han llegado incluso a ser calificadas como tóxicas, al encontrarse en ellas gran cantidad de pesticidas ilegales en Europa y metales pesados como cadmio, cobre y plomo. Pero que no cunda el pánico: para intoxicarse con su ingesta sería necesario ingerir varios kilos de bayas en un breve espacio de tiempo, aunque su consumo a largo plazo sí podría tener efectos negativos en la salud.

Sea como fuere, para quien confíe ciegamente en sus propiedades y beneficios, se recomienda un consumo máximo de 35 bayas al día, o el equivalente a una cuchara sopera llena, pues también pueden tener efectos secundarios en el organismo, como es el caso de retortijones, estreñimiento y demás problemas gastrointestinales.

Se estima que por cada 100 gramos de bayas rojas habremos ingerido 370 calorías. Este alto valor calórico es motivo de su composición; las bayas Goji están principalmente compuestas por hidratos de carbono (en un 68%), proteínas (12%), grasas (10%) y fibra dietética (otro 10%).

Las bayas Goji se pueden tomar frescas, mezcladas con yogur, con el té, en macedonias o en ensaladas. Se encuentran fácilmente en las zonas de frutos secos de cualquier supermercado, herboristerías, fruterías o incluso gasolineras. Están de moda.

Fotografía | miheco
En Muy en forma | Productos milagro

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.