Propiedades de la piña

La piña es una de las frutas más saludables que existen. Es rica en vitaminas (C, B y E), minerales (magnesio, potasio, yodo, etc) y ácido fólico
17 de julio de 2012
Etiquetas,  
Propiedades piña

La piña, una fruta saludable repleta de propiedades beneficiosas | domi-san

La piña, procedente de las zonas tropicales de Argentina, Paraguay y Brasil, fue descubierta por los españoles durante la conquista de América. Los nativos le dieron el nombre de ananá, que quiere decir fruta excelente. Después mantendría dicho nombre en numerosos países, exceptuando España.

La piña se encuentra dentro de la familia de las Bromeliáceas, las cuales pertenecen a climas tropicales, donde crecen de forma adecuada, siempre y cuando la fruta madure en el árbol, ya que si fuese recolectada antes su sabor sería demasiado ácido.

Podemos considerar la piña como una de las frutas más saludables, puesto que posee una serie de características que la hacen sumamente beneficiosa para nuestro organismo. En primer lugar, debemos mencionar que es bastante rica en vitaminas (C, B y E), minerales (magnesio, potasio, yodo, etc.) y ácido fólico.

Su contenido en bromelina (compuesto de enzimas) resulta de gran ayuda para que las proteínas se descompongan en aminoácidos, y si la ingerimos con el estómago vacío actúa como antiinflamatorio. Asimismo, la bromelina está especialmente indicada para problemas circultarios, pues ayuda a fluidificar la sangre, impidiendo la formación de coágulos.

Si la ingerimos después de las comidas, la piña actúa como digestivo. Así, evitaremos sentirnos demasiado llenos y nos facilitará el proceso digestivo, lo que significa que impedirá la aparición en escena de ciertas molestias gastrointestinales relacionadas con la digestión, como son los gases, la acidez o la pesadez de estómago.

A su vez, la piña hace las veces de purificador de nuestro organismo, en concreto del aparato digestivo, ayudándonos a eliminar las bacterias de la flora intestinal, lo que impide la aparición de enfermedades tales como la diarrea.

Otra de sus propiedades es que no sólo nos ayuda a digerir las proteínas, sino también las grasas. Además, aparte de ser rica en fibra, la piña contiene un 85% de agua, razón que la convierte en una fruta muy poco calórica (tan solo 50 calorías por cada 100 gramos de ingesta), a pesar de ayudar a disminuir el hambre y aportar sensación de saciedad.

La piña, debido a su alto contenido en agua, bromelina y potasio, es un buen diurético que nos ayuda a deshacernos del agua sobrante de nuestro organismo.

Y en cuanto a sus propiedades antiinflamatorias que comentábamos al principio, la piña puede ser utilizada por los deportistas para tratar problemas de tendinitis, aunque también produce alivio frente a problemas de espalda, luxaciones o esguinces, a aquellas personas que la incluyen en su dieta habitual.

Por todas estas características es por lo que se recomienda su consumo a todas aquellas personas que tengan problemas de sobrepeso o sigan una dieta de adelgazamiento.

En Muy en forma | Frutas con hierro y Frutas de verano: el melón y la sandía

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.