Propiedades de la cerveza sin alcohol

La cerveza sin alcohol contiene minerales, vitaminas y compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes. En comparación con una cerveza normal, aporta muchas menos calorías
3 de febrero de 2013
Etiquetas,  
cerveza sin alcohol propiedades

El consumo de cerveza sin alcohol aporta numerosas propiedades saludables | Funky T.

En líneas generales, tendemos a demonizar la cerveza por considerarla excesivamente calórica y ser una de las responsables de los problemas de sobrepeso. El consumo abusivo de alcohol no ejerce efectos positivos para la salud. Es por ello que habitualmente recurrimos a las variedades de cerveza sin alcohol, ya que aportan múltiples beneficios y menos calorías que las genéricas (alrededor de 40 calorías por cada 200 mililitros).

La cerveza “sin” se elabora a partir de materias primeras naturales como la cebada, y también cuenta con altas concentraciones de malta. La malta se obtiene directamente de la cebada y es conocida por sus propiedades de gran valor nutritivo y medicinal: aporta hidratos de carbono y vitaminas necesarias para el organismo.

Entre los componentes de la cerveza sin alcohol también encontramos al lúpulo, que destaca por su acción relajante y le proporciona ese característico sabor amargo. Las levaduras desempeñan un papel fundamental en el proceso de fermentación de esta bebida, ayudando a que el sistema digestivo funcione en óptimas condiciones.

Al tratarse de una bebida carbonatada, la cerveza sin alcohol contiene gas carbónico. El gas que aporta la cerveza sin alcohol favorece la circulación sanguínea y contribuye al proceso digestivo y a la asimilación de nutrientes. Al igual que la cerveza convencional, una “sin” incorpora compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes. Recordemos que los antioxidantes combaten la degeneración y la muerte de las células.

Las características y propiedades nutricionales de la cerveza sin alcohol pueden variar según si elabora partiendo de una cerveza normal o mediante un proceso específico. Presenta un alto contenido en agua, no contiene grasas y aporta minerales y vitaminas del complejo B, así como vitaminas D, E y C. Destaca por su aporte en ácido fólico, una vitamina hidrosoluble necesaria para la formación de glóbulos rojos.

Consumida con moderación, la cerveza sin alcohol tiene cabida en una dieta equilibrada por sus propiedades beneficiosas y calidad de nutrientes. Como se suele decir, todo es bueno en su justa medida.

En Muy en forma | ¿La cerveza sin alcohol tiene alcohol? y Beneficios de la cerveza

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.