Propiedades de la alcachofa

Las alcachofas destacan por su bajo aporte calórico, por lo que ayudan a combatir la obesidad. Su carácter diurético les otorga la virtud de impedir la retención de líquidos y eliminar toxinas
23 de noviembre de 2012
Etiquetas
alcachofa propiedades

La alcachofa, un superalimento repleto de propiedades saludables | Herbolario Allium

¿Qué tendrán las alcachofas para que hasta que el poeta Pablo Neruda les dedicase una oda? No se conoce con exactitud el origen de esta planta perenne a la que las civilizaciones griegas y romanas le otorgaban poderes afrodisíacos. Hoy en día, las alcachofas se utilizan profusamente en medicina natural para tratar la anemia y la diabetes, combatir el estreñimiento y tratar la gota y el reuma, entre otras afecciones.

Se le atribuyen tantas propiedades distintas que es harto complicado enumerarlas sin analizar los motivos que nos han impulsado a incluirlas en el marco de una dieta saludable. Se trata de una hortaliza que en su mayor parte está compuesta de agua y tiene alto contenido en fibra. También destaca por su riqueza en hierro, magnesio, fósforo, potasio y vitaminas del grupo B. No obstante, las alcachofas destacan por unas sustancias y principios activos con efectos fisiológicos muy favorables, la cinarina y la cinaropricrina. Dichas sustancias estimulan la vesícula biliar aumentando la producción de bilis.

Como todos sabéis, la alcachofa es una alimento con propiedades digestivas y diuréticas. Es decir, que favorece la eliminación de líquidos y toxinas y contribuye a la pérdida de peso. Los ácidos cafeico, linoleico y oleico le otorgan la virtud de reducir el colesterol en sangre y disminuir la presión arterial. Recientes estudios arrojan que estos ácidos ejercen una influencia positiva en la prevención y el tratamiento del cáncer.

Por otro lado, su bajo aporte calórico las convierte en un alimento obligatorio en dietas de adelgazamiento. Las alcachofas poseen alrededor de 43 calorías por cada 100 gramos.

También se las considera adecuadas para rebajar el nivel de glucosa y prevenir la diabetes.

“Tengo piedras en la vesícula, ¿puedo comer alcachofas?”

El consumo de alcachofas puede resultar contraproducente, e incluso provocar un cólico biliar.

“¿Y si tengo piedras en el riñón?”

Estas son originadas por oxalatos, y las alcachofas contienen una cantidad moderada. En este caso, no se han descrito contraindicaciones en personas con problemas de cálculos renales.

De cualquier modo, se recomienda consultar siempre al médico antes de tomar decocciones, infusiones, extractos, comprimidos u otras preparaciones de alcachofa.

En Muy en forma | Dieta de la alcachofa

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.