Propiedades de la coliflor

La coliflor tiene un gran contenido en antioxidantes, fibra y vitaminas, además de un bajo valor calórico. Por sus propiedades, es adecuada para dietas de control de peso y también en caso de problemas de estreñimiento, hipertensión o diabetes
8 de Octubre de 2014
Etiquetas
propiedades coliflor

La coliflor tiene propiedades depurativas y diuréticas y aporta muy pocas calorías | Alice H.

La coliflor no es precisamente una de las hortalizas a las que le declaramos amor incondicional a primeras de cambio. El fuerte olor que despide durante la cocción hace que muchos la dejen de lado, mientras que otros evitan comer coliflor a toda costa porque no suele ser fácil de digerir y puede provocar molestas e incómodas flatulencias. Sin embargo, aprendiendo cómo cocinar, conservar y consumir la coliflor podemos aprovechar al máximo las múltiples propiedades de esta crucífera.

La coliflor es un miembro más de la familia de las coles, el brócoli, la lombarda, el nabo o el rábano, y su origen se encuentra en el Mediterráneo Oriental. Existen numerosas variedades de coliflor que se clasifican, básicamente, según su color y época de maduración. Así pues, disponemos de coliflores de verano, otoño, invierno, blancas, verdes e incluso moradas. Aunque estén a nuestro alcance durante todo el año, las coliflores viven su mejor momento entre los meses de septiembre y enero.

Coliflor, un coctel de propiedades saludables

En la composición de la coliflor predomina el agua, la cual, junto a una inapreciable cantidad de grasa y bajo contenido de hidratos de carbono y proteínas, la convierte en un vegetal de escaso valor calórico (aproximadamente 25 calorías por cada 100 gramos). También es recomendable en dietas de control de peso y adelgazamiento porque genera una sensación de saciedad y reduce el apetito como consecuencia de su riqueza en fibra dietética. En lo que respecta a vitaminas, destacamos la presencia de vitamina C, ácido fólico (B9) y vitamina B6, aunque también contiene vitaminas del grupo B en menor cuantía.

Tabla nutricional (por cada 100 gramos de coliflor): 
Calorías25
Hidratos de carbono (g)
└ de los cuales, azúcares (g): 1,9
4,97
Fibra alimentaria (g)2
Proteínas (g)1,9
Grasas (g)0,28
Hierro (mg)0,42
Potasio (mg)299
Fósforo (mg)44
Magnesio (mg)15
Zinc (mg)0,27
Calcio (mg)22
Folatos (mcg)69
Vitamina B6 (mg)0,18
Vitamina C (mg)48,2
(g = gramos, mg = miligramos, mcg = microgramos). Fuente: USDA

De su contenido mineral cabe mencionar el potasio, por ser el que se encuentra en mayor proporción. No obstante, podemos citar otros minerales de igual importancia que aparecen en una cantidad menor: hierro, magnesio, calcio, fósforo y zinc. La acción diurética de la coliflor responde a su elevado porcentaje de agua y potasio y casi imperceptible aporte de sodio.

Consumir esta hortaliza no solo refuerza el sistema inmunológico a través de los folatos, sino que favorece la eliminación de líquidos y regula la función intestinal. Por tanto, la coliflor resulta beneficiosa en caso de hipertensión, hiperuricemia, gota, diabetes y problemas de cálculos renales. Al reducir las tasas de colesterol en sangre y tener gran capacidad antioxidante, contribuye, además, a minimizar el riesgo cardiovascular. Asimismo, como ocurre con el resto de las crucíferas, se está estudiando la relación existente entre la ingesta de coliflor y varios tipos de cáncer.

Recetas con coliflor

Aunque hay distintas maneras de cocinar la coliflor (asada, frita, estofada, gratinada, al horno, como crema, con bechamel light…), el método menos recomendable desde el punto de vista nutricional sería la cocción en agua, dado que se pierden la mayoría de las vitaminas y minerales que contiene. Se puede comer cruda en ensalada y también congelar, escaldándola previamente unos minutos en agua hirviendo.

Una manera de evitar el olor tan intenso que desprende la coliflor al cocerla es añadir en el agua de la cocción un chorrito de vinagre o de leche. Otro truco para que no huela toda la casa a coliflor consiste en poner una rodaja de limón en la tapa de la olla para rebajar el “hedor” con su aroma cítrico.

Un comentario
  1. Jacobo Nasser
    Publicado el 8 Octubre, 2014 a las 21:34 | Enlace

    Excelente entrada sobre la colifor, a mi modo de ver, no has dejado nada en el tintero, es más, desconocía el detalle del color, según que estación.

    Siempre es bueno aprender algo nuevo.

    Felicidades

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.