Propiedades de las cerezas

Las cerezas son una fruta con un contenido calórico moderado y muchas propiedades saludables. Contienen antioxidantes y fibra dietética y ayudan a controlar los niveles de colesterol y azúcar en sangre
21 de abril de 2015
Etiquetas,  
propiedades de las cerezas

Las cerezas, una fruta con numerosas propiedades para la salud | Bitonio

El fin de la primavera anuncia la temporada de las cerezas, una fruta vistosa, jugosa y de presencia efímera cuyo sabor deleita paladares por doquier. Están repletas de propiedades beneficiosas para nuestra salud, pero cargan con la mala fama de engordar y suelen evitarse en dietas control de peso y en caso de diabetes.

Sin embargo, aunque resulten muy dulces, su contenido en azúcares naturales y, por consiguiente, su valor calórico no supera al de frutas tan comunes como la manzana o la pera: 100 gramos de cerezas aportan alrededor de 48 calorías, energía equivalente a las casi 55 calorías del mismo peso de manzana.

Por tanto, es un mito que las cerezas engorden, causen malestar si se bebe agua justo después o produzcan diarreas. Como con cualquier otro alimento, la clave está en controlar la ingesta y no atiborrarse a comer cerezas. Pueden reemplazar al postre, completar la merienda o servir de aperitivo, e incluso conseguir que adoptemos el buen hábito de incluir fruta en el desayuno.

Cerezas: sabrosas y sanas

Las cerezas no solo son deliciosas y aptas para mantener la línea, puesto que presumen de unas propiedades salutíferas que van más allá de su contenido en beta-caroteno, vitamina C, ácido fólico, potasio y otros minerales como el magnesio, calcio, fósforo y hierro en pequeñas dosis.

Tabla nutricional (por cada 100 gramos de cerezas): 
Calorías48
Hidratos de carbono (g)13,5
Fibra alimentaria (g)1,5
Potasio (mg)260
Magnesio (mg)10
Calcio (mg)18
Provitamina A (mcg)3,1
Vitamina C (mg)8
(g = gramos, mg = miligramos, mcg = microgramos).

Además de aportar fibra dietética, las cerezas presentan una alta concentración de antioxidantes, entre los que sobresalen dos flavonoides: las antocianinas y la quercetina. En la composición de esta superfruta abundan compuestos con potentes efectos preventivos sobre patologías cardíacas y cáncer, tal y como afirman diversos estudios científicos.

Se considera que las cerezas son una fuente natural de salud, sobre todo para las enfermedades y dolencias que aparecen a partir de los 40 años de edad. El consumo de cerezas se recomienda para las mujeres embarazadas y quienes sufren hipertensión arterial.

Asimismo, a tenor de los resultados que muestran algunos estudios, se trata de una fruta beneficiosa en caso de artritis, hiperuricemia y gota. Según los investigadores, las cerezas son buenas para combatir el insomnio y procurar el sueño y el descanso, ya que contienen melatonina, triptófano y serotonina.

Estos llamativos bocados carmesí, que llenan de color los estantes de las fruterías cuando se aproxima el verano, tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas y mantienen la piel nutrida y cuidada. Por otra parte, dada su capacidad antioxidante, permiten una rápida recuperación muscular tras una intensa sesión de entrenamiento.

Si no te parecen suficientes virtudes, a continuación te ofrecemos otras poderosas razones para degustar las exquisitas guindas durante su temporada natural: comer un puñadito de cerezas (10-15 unidades) es una manera de suministrar al organismo nutrientes esenciales, reducir los niveles de colesterol y triglicéridos y la glucemia en sangre.

¿Solo de postre?

El pronunciado y nada empalagoso sabor de las cerezas, junto a su textura crujiente, hace que sean una de las frutas más apetecibles. Aunque la mejor opción es consumirlas frescas y al natural, también pueden convertirse en un ingrediente más de ensaladas, macedonias, zumos, batidos, helados o granizados.

Si tienes la costumbre de desayunar algo dulce, te proponemos elaborar una mermelada o compota de cerezas y untarla con unas rebanadas de pan tostado. Otra altenativa consiste en mezclar yogur natural con muesli y cerezas, o tomar un zumo de naranja con frutas rojas.

¿Te apasionan los postres? Entonces, date el gusto de tomar una pequeña porción de tarta de cerezas o un sorbete ligero de cerezas. ¡Aprovecha todas sus propiedades saludables!

En Muy en forma | Beneficios de las cerezas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.