Propiedades del aloe vera

El aloe vera está indicado para pieles irritadas, quemaduras solares, acné, dermatitis, eccemas, psoriasis y otras lesiones de la piel. Además, se toma por vía oral para el tratamiento de trastornos gastrointestinales
13 de abril de 2015
Etiquetas
propiedades del aloe vera

El aloe vera, una planta con muchas propiedades para el organismo | Kuttri (CC by 2.0, Flickr)

Sorprenden el gran número de propiedades beneficiosas para la salud y las múltiples aplicaciones terapéuticas del aloe vera, también conocida como sábila, una planta originaria de África que pertenece a la familia de las liliáceas. Gracias a sus excelentes virtudes saludables, el aloe se ha convertido en un producto ampliamente utilizado en cosmética y en medicina natural.

De las hojas de la planta de la inmortalidad, como era considerada en el Antiguo Egipto, se extrae una especie de gelatina con acción antiinflamatoria, cicatrizante y protectora de la piel. Pero el aloe vera no solo se emplea a nivel tópico para el tratamiento de problemas dermatológicos, también se toma vía oral a través de zumos, infusiones, lácteos y otras bebidas que ofrecen las propiedades salutíferos de la planta.

¿Para qué sirve el aloe vera?

Mejor habría que preguntarse para qué no sirve el aloe vera, porque sus efectos positivos van más allá de lo que podemos imaginar. Se trata de una planta rica en nutrientes y en sustancias de gran interés para la salud del organismo, tal y como afirman diversas investigaciones científicas. Principalmente, el aloe vera contiene minerales, vitaminas, aminoácidos esenciales, enzimas y ácidos grasos a los que se sumarían esos otros compuestos con capacidad antiinflamatoria, astringente, desinfectante, laxante

Sus propiedades curativas o terapéuticas hacen del aloe vera un remedio natural efectivo para un buen número de dolencias. Como tiene un efecto antiinflamatorio y alivia el dolor, está indicado en caso de esguinces, torceduras, artritis o dolores reumáticos. El aloe también mejora la circulación sanguínea, ayudando a combatir el cansancio en las piernas.

Como agente nutricional, esta planta se utiliza para el tratamiento de trastornos gastrointestinales. Administrado oralmente en forma de bebida, contribuye a equilibrar la flora intestinal y a mejorar las digestiones. El gel de aloe vera parece dar buenos resultados en caso de gastritis, acidez de estómago, úlceras, síndrome del colon irritable y flatulencias.

Además de nutrir e hidratar el organismo, el aloe vera podría ser útil a la hora de reducir la glucemia en personas diabéticas, tal y como apuntan algunas pruebas preliminares o estudios clínicos no concluyentes. Es probable que tenga otros muchos efectos terapéuticos, por lo que se continúa investigando acerca de los componentes y las propiedades del aloe vera.

Aloe vera para la cara y el pelo

Desde hace milenios, el aloe vera es conocido por su labor cosmética y especial eficacia en el cuidado de la piel, cara incluida. Permite eliminar células muertas y favorece la regeneración de los tejidos, acelerando la curación de las heridas y lesiones cutáneas.

Siendo constante en su uso, puede prevenir la aparición de arrugas o retrasar los signos de envejecimiento. A largo plazo consigue reducir las manchas producidas por el sol y las estrías causadas por cambios bruscos de peso o de volumen. Como actúa como un bálsamo natural, calmando la piel irritada, es el producto perfecto para aplicar después del afeitado o la depilación.

Alivia las molestias que producen las picaduras de insectos y resulta eficaz en el tratamiento del acné y de otros problemas cutáneos, entre los cuales destacan la dermatitis y la psoriasis. Por otro lado, la sábila está indicada para las quemaduras solares leves, eccemas, verrugas, herpes labial, llagas bucales, inflamación de encías (gingivitis) y hongos, dados sus efectos antimicrobianos.

Aplicado sobre el cuero cabelludo, ya sea solo o combinado con el champú, el jugo de aloe vera es capaz de fortalecer y revitalizar el cabello. Frena la caída del pelo, siendo recomendable en caso de debilidad capilar, lo nutre y consigue que luzca suave, brillante y libre de grasa y caspa.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.