Primer día de colegio o guardería: consejos para afrontarlo

El primer día de clase o guardería es una fecha importante para niños y padres. Requiere un período de adaptación para ambas partes y no hay que preocuparse en exceso si llora o lo pasa mal
23 de abril de 2014
Etiquetas
primer dia colegio guarderia

El primer día de clase o guardería, todo un reto para niños… y padres | Edenpictures

A todos se nos han quedado grabadas en la memoria las primeras experiencias en cualquier nueva actividad que hayamos realizado, y posiblemente nos habrán marcado para posteriores ocasiones. En el caso de los niños, cada nueva situación les servirá como lección, definiendo su personalidad y marcando su carácter.

El primer día de clase o guardería es una fecha importante para todos los niños, cuya reacción vendrá determinada según como los padres afrontemos la situación. Si nos mostramos preocupados, es posible que nuestro hijo acuda a clase con miedo o temor. Sin embargo, si nos mostramos tranquilos, naturales y relajados, es bastante probable que los pequeños sientan curiosidad por su primer día de clase e incluso se muestren entusiasmados con la idea.

Días previos

Es importante contarle a nuestro hijo que va a comenzar la escuela, aunque no de manera constante y repetitiva. Deberemos hacerlo con ilusión, provocando que tengan ganas de comenzar y de conocer a sus compañeros. Comprar el material escolar juntos es una buena actividad para que los niños empiecen a tener contacto con sus nuevas tareas de manera divertida y despreocupada.

La noche anterior al primer día de clase es conveniente dejar todo preparado. De esta manera evitaremos que nuestro hijo se agobie o preocupe si nos ve como locos buscando cosas, con prisa y sin tiempo minutos antes de ir a la escuela. Debemos tratar que la primera mañana sea tranquila y sosegada, dedicando todo el tiempo a nuestros hijos.

Acompañamiento y despedida

Aunque nuestro hijo sepa que estamos a su lado en todo momento, es necesario demostrárselo. Por ello es buena idea acompañarle durante su primer día de clase, ya que nuestra presencia le aportará seguridad. Es preferible que durante los primeros días no utilice el transporte escolar, ya que se trata de otro cambio de rutina al que también se tendrá que acostumbrar. Poco a poco.

La despedida debe ser corta. Si llora, podemos confortarlo y animarlo, pero no debemos alargar esa situación. Es mejor que nos marchemos en el mismo instante en el que lo hacen el resto de padres; de esta manera, la mayoría de los niños podrán empezar a tener sus primeros contactos con sus compañeros en el mismo momento, y pronto se olvidarán del motivo de preocupación y empezarán a jugar con otros niños.

Recogida

Al igual que es importante que lo acompañemos el primer día, también deberemos ir a recogerlo nosotros o algún miembro de la familia, en caso de que no podamos. Así, el niño se sentirá reconfortado al ver a un ser querido, en lugar de “abandonado”.

Tanto el primer día como el resto de ellos es beneficioso, tanto para nuestra relación con nuestro hijo como para que el interés en acudir a la escuela se mantenga despierto, que nos interesemos en lo que ha hecho durante el día. Cuando nos muestre los dibujos o manualidades que haya realizado en clase, podemos pedirle que nos explique cómo las hizo y comentarle siempre cuánto nos gustan y lo bien que lo hace.

El período de adaptación al colegio es, en general, de una semana. Si se alarga a dos semanas o más, es probable que nuestro hijo sufra la angustia de separación, por lo que tal vez sea necesario acudir al psicólogo para comprender el motivo por el que no logra adaptarse a su nueva rutina.

Finalmente, debemos tener presente que, aunque no nos guste que nuestro hijo lo pase mal, llore y sufra, se trata de un proceso normal y no hay por qué preocuparse en exceso. La mejor manera de ayudarles es enseñarles las herramientas necesarias para que puedan enfrentarse y superar nuevas situaciones que les surgirán durante toda su vida.

En Muy en forma | Es hora de prevenir la obesidad infantil

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.