Pon a prueba la actividad física de tu familia con un simple test

El Ministerio de Salud y La Agencia de Seguridad Alimentaria ha puesto en marcha un programa para conocer si nuestra familia es activa. Para ello, solo es necesario responder a un formulario de preguntas sobre nuestros hábitos
16 de noviembre de 2011

Programa Perseo

Aunque seamos conscientes de que la actividad física tiene importantes beneficios para mejorar nuestro estado de salud y prevenir enfermedades, a medida que pasan los años muchas personas pierden este hábito. En la actualidad, tanto los adultos como los niños pasan muchas horas sentados, ya bien sea en el trabajo, en el colegio, recibiendo cursos formativos o en clases de refuerzo, y ocupan la mayor parte de su tiempo de ocio frente al televisor. Asimismo, incluso a la hora de desplazarnos, en trayectos cortos, nos decantamos por hacer uso de los medios de transporte públicos y el vehículo propio, en lugar de caminar hasta el lugar de destino.

Todos estos motivos hacen que nos cuestionemos si nuestra familia mantiene la actividad física adecuada. Para que puedas comprobar si los tuyos tienen un estilo de vida activo, hoy te proponemos realizar unos sencillos test. Estos cuestionarios de autoevaluación te ayudarán a saber si necesitáis cambiar vuestros hábitos y darle mayor protagonismo al ejercicio, como parte de un estilo de vida saludable. Es importante que los adultos fomenten la iniciativa y sean los primeros en dar ejemplo a los pequeños de la casa.

El programa Perseo, desarrollado en el marco de la estrategia Naos por el Ministerio de Sanidad y Agencia de Seguridad Alimentaria, pone a prueba la actividad física de los papás y mamás, a través de unas preguntas sobre el tiempo que pasan en movimiento y la frecuencia con que realizan ejercicio. Además, se les interrogará sobre la cantidad de horas que le dedican los peques a actividades sedentarias como jugar a las videoconsolas, o navegar a través de Internet.

El objetivo es ofrecernos, en base a los resultados, algunas recomendaciones para minimizar el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad. En definitiva, si queremos construir una familia sana y activa debemos ser capaces de evaluarnos, y colaborar para que nuestros hijos crezcan en un marco saludable.

En Muy en forma | Obesidad infantil: períodos en los que hay mayor riesgo de desarrollo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.