Pomelo para adelgazar

El pomelo ayuda a adelgazar gracias a la eliminación de líquidos, pero no combate la grasa corporal. También puede actuar de manera positiva en el tratamiento de enfermedades como la diabetes y el cáncer
18 de marzo de 2013
Etiquetas,  ,  
pomelo para adelgazar

El pomelo, un cítrico con muy pocas calorías que ayuda a adelgazar | Jeremy B.

El pomelo es ampliamente conocido por sus propiedades diuréticas y depurativas, las que lo convierten en un aliado de las dietas de adelgazamiento (por ejemplo, sin ir más lejos, la socorrida dieta del pomelo).

Saciante, bajo en calorías y… ¿adelgazante?

El pomelo destaca por su riqueza en vitamina C, ácido fólico, potasio y magnesio, y posee menos calorías que otros cítricos como la naranja, la mandarina y el limón. Concretamente, el pomelo contiene alrededor de 30 calorías por cada 100 gramos de porción comestible. También aporta calcio, hierro, fósforo y vitaminas del grupo B, esenciales para el buen funcionamiento del sistema neurológico.

Es una fuente de nutrientes y vitaminas y también, al estar compuesto en un 90% de agua, es una de las frutas más saciantes que encontramos en el mercado. Las propiedades adelgazantes del pomelo pueden ser aprovechables siempre que se incluya en una dieta personalizada bajo supervisión médica.

Aunque este cítrico ayude a bajar de peso, no obra milagros. A pesar de su extendida creencia, no existe ni una minúscula evidencia científica que indique que el pomelo quema grasas; colabora en la pérdida de peso mediante la eliminación de líquidos, sí, pero no combate la grasa corporal, y menos aún por arte de magia sin el más mínimo esfuerzo.

Más propiedades saludables

Sin embargo, sus virtudes van más allá de servir de comodín en la pérdida de peso y el adelgazamiento, ofrece múltiples propiedades para nuestra salud. De lo que sí tenemos constancia es de su positiva influencia en el tratamiento de enfermedades como la diabetes y el cáncer.

En base al informe científico de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Hospital General de Massachusetts, publicado en la revista Plos One, un antioxidante asociado con el sabor amargo del pomelo consigue incrementar la sensibilidad a la insulina. Esta sustancia presente en el pomelo, así como en otros cítricos, podría ayudar a descomponer los ácidos grasos para mejorar la situación de las personas que sufren diabetes.

Por otra parte, según algunos especialistas de la Universidad de Chicago, cuyo estudio ha sido publicado en la revista Clinical Cancer Research, el zumo de pomelo puede servir para aumentar la disponibilidad y la eficacia del fármaco oncológico rapamicina. Tomar un vaso de zumo de pomelo permitiría a los enfermos de cáncer reducir la dosis de este medicamento y evitar los efectos secundarios asociados.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.