Pilates para embarazadas

La práctica de pilates durante el embarazo ayuda a fortalecer los músculos de la pared abdominal y del suelo pélvico
17 de junio de 2013
Etiquetas
pilates embarazadas

Practicar pilates durante el embarazo ayuda fortalecer el suelo pélvico y a mejorar la flexibilidad | Frank

El pilates es una técnica de acondicionamiento físico que combina fuerza, flexibilidad y movilidad para fortalecer la musculatura, al tiempo que mejora la elasticidad, el equilibrio y la postura corporal. Los músculos de la pared abdominal y los del suelo pélvico pueden debilitarse durante el embarazo, por lo que este método resulta útil en los meses de gestación para mantener el tono muscular y prevenir molestias lumbares y dolores en las articulaciones.

¿Quién dijo que durante la gestación no es recomendable hacer deporte? El pilates se considera una actividad adecuada para mantenerte en forma durante el embarazo y prepararte para el parto tanto a nivel físico como mental.

Antes de empezar con el programa de ejercicios de pilates, se recomienda a las futuras mamás realizar contracciones con el suelo pélvico a fin de conocer la estabilidad de su núcleo. Es imprescindible contar con la aprobación del ginecólogo que supervisa el embarazo.

El pilates contribuye a que el bebé adopte la postura adecuada para nacer

Practicar pilates activa la circulación y potencia la tonificación de los músculos, evitando que el posparto se convierta en una lucha constante contra los kilos de más. Además, crea una agradable sensación de bienestar y ayuda a descargar tensiones y a relajarse durante una etapa de ilusión, espera y profundos cambios. Prepara las extremidades inferiores y el suelo pélvico para soportar el creciente peso del abdomen, así como el cuerpo en su conjunto de cara al período de lactancia y cuidado del bebé.

El método pilates también contribuye a que el bebé adopte la postura adecuada al nacer y a corregir las malas posturas desencadenantes de los dolores de espalda propios del embarazo.

Disfrutar de un embarazo saludable y practicar pilates para controlar el peso es una sabia decisión. El momento idóneo para empezar con esta disciplina sería a partir del primer trimestre de embarazo, pudiendo acompañarnos hasta el momento de dar a luz.

En Muy en forma | Pilates: ¿qué necesito para practicarlo?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.