Piernas cansadas

Para mejorar la circulación sanguínea en las piernas cuando tenemos las piernas cansadas es aconsejable practicar deporte, llevar una dieta sana y equilibrada y alternar baños de agua fría y caliente
22 de febrero de 2012
Etiquetas
piernas cansadas

Elevar las piernas es uno de los métodos aconsejados para aliviar los síntomas de las piernas cansadas | Breahn

Cuando llegan los meses de verano, tenemos más oportunidades para poner rumbo a la playa o a la montaña, de estar en contacto con la naturaleza y de llevar a cabo un sinfín de actividades, tanto de ocio como deportivas. Asociamos esta época del año a las tan anheladas vacaciones. Pero también, con la llegada del calor, se acentúan los problemas circulatorios y muchos sufrimos en carnes propias un mayor cansancio e hinchazón en las piernas.

La raíz del problema estaría en la mala circulación sanguínea del tren inferior. Existen soluciones para prevenir y aliviar estas molestias eventuales. ¿Cómo? Muy fácil, debemos empezar por la alimentación y continuar con el ejercicio físico. Estos dos elementos serán clave para mejorar la circulación de nuestras piernas y evitar las tan dolorosas y antiestéticas varices. También daremos algunos consejos a los que llevan un ritmo de vida bastante frenético, y que por motivos laborales se ven obligados a pasar gran parte del día sentados.

Incorporar a nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes nos ayudará a activar la circulación, dado que éstos fortalecen las paredes de las venas y las arterias. Es muy sencillo poder sacarles provecho, basta con realizar distintas combinaciones. Podemos preparar toda clase de bebidas refrescantes, como algunas infusiones, sorbetes, batidos de frutas o incluso sopas frías. Por supuesto no podemos olvidarnos de la importancia que tiene beber una cantidad suficiente de agua e ingerir alimentos que aporten fibra.

El deporte es otro de los pilares básicos para conseguir mejorar la circulación de las piernas y eliminar sus molestos síntomas. Hay que prestar mucha atención en mantener una postura correcta y, siempre que podamos, cuando pasemos horas sentados o tumbados, elevar las piernas para favorecer el retorno venoso. Adquirir nuevos hábitos, en el que el ejercicio físico tenga especial protagonismo, contribuirá a reducir la sensación de piernas hinchadas o cansadas.

Alternar baños de agua fría y caliente, también estimulará la circulación. En el caso de las mujeres es aconsejable evitar, en la medida de lo posible, los zapatos de tacón. O bien procurar que los tacones no sobrepasen los 3-4 cm de altura. Trataremos de dejar a un lado las prendas de vestir demasiado ajustadas, ya que, además de dificultar la circulación, favorecen la aparición de celulitis. Las piernas necesitan unos cuidados especiales por lo que, después de mantenerlas en alto unos minutos, podríamos aplicarnos cremas o aceites esenciales y masajear la zona afectada.

En Muy en forma | Cuidado con usar tacones demasiado altos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.