¿Para qué sirve la hierbabuena?

La hierbabuena es una planta aromática tanto con usos gastronómicos como medicinales. Condimenta y aromatiza diversas preparaciones culinarias y se emplea como remedio natural para combatir la indigestión, la flatulencia y otros problemas digestivos. También refresca el aliento y es útil en caso de halitosis
5 de noviembre de 2015
Etiquetas
para qué sirve la hierbabuena

La hierbabuena, una planta con muchos usos y propiedades curativas | Forest A. (CC by 2.0, Flickr)

La Mentha spicata, nombre científico de la hierbabuena o yerbabuena, es una hierba aromática comúnmente empleada para aromatizar y decorar platos salados, postres y cócteles. Al tratarse de un híbrido entre la menta negra y la blanca, es difícil precisar el lugar exacto de procedencia de la hierbabuena. No obstante, se cree que su origen puede estar en la región mediterránea de Europa, norte de África y Asia.

A su interés gastronómico se suman sus propiedades curativas y medicinales, lo que convierte a la hierbabuena en una planta medicinal muy popular y apreciada desde hace siglos. De hecho, durante la Edad Media se hacía uso de ella para refrescar el aliento y lucir unos dientes más blancos.

Una planta con muchas propiedades

La hierbabuena se viene utilizando como remedio natural para tratar diversas dolencias o problemas de salud. Se acostumbra preparar un té de hierbabuena o una infusión con las hojas de esta planta, la cual posee propiedades digestivas, antiespasmódicas, carminativas, antiinflamatorias, antisépticas, analgésicas y también relajantes.

Puede aliviar los trastornos digestivos, y está especialmente indicada en caso de indigestión, flatulencia, náuseas, distensión abdominal, cólicos y dolores estomacales. Aparte de promover la digestión, la hierbabuena ayuda a combatir la acumulación excesiva de gases en el tubo digestivo.

Estimula la secreción de bilis y se considera efectiva para calmar los nervios. Por su ligero efecto sedante se suele recomendar tomar una tisana o agua de hierbabuena cuando se sufren episodios de estrés, ansiedad, presión alta o insomnio. Es una manera totalmente natural de relajarse y volver poco a poco a la calma. Gracias a su acción analgésica y relajante, esta planta tiene la capacidad de reducir el dolor muscular y los dolores de cabeza.

La mezcla de infusión de hierbabuena y aceite de oliva da lugar a un ungüento que externamente o de forma tópica favorece la curación de las quemaduras y alivia los calambres o espasmos musculares. Asimismo, resulta efectiva para tratar las heridas y la irritación de la piel causada por picaduras de insectos, arañazos o golpes leves.

El mentol, principio activo de la hierbabuena, proporciona una sensación de frescor duradera en la boca que la hace idónea para acabar con el mal aliento. Masticar las hojas de la Mentha spicata o utilizar algún enjuague que la contenga podría servir para mantener a raya la halitosis y proteger a los dientes y las encías contra las infecciones bacterianas.

Más beneficios: ¿buena para adelgazar?

¿Es cierto que la hierbabuena ayuda a perder peso? Algunas propiedades de la hierbabuena que hemos ido mencionando a lo largo de este artículo pueden ser aprovechadas para quitarse de encima los kilos más y recuperar la línea. Los tés e infusiones son útiles como complemento de una dieta baja en calorías, pero no obran milagros.

Aunque las infusiones, entre ellas la de hierbabuena, ayuden a evitar la retención de líquidos y puedan hacer más llevadera la dura tarea de adelgazar, no resolverán por sí mismas un problema de sobrepeso o obesidad. La mayoría de las plantas con supuestas propiedades adelgazantes solo tienen un efecto diurético que permite eliminar líquidos, pero no perder grasa.

Té de hierbabuena en el embarazo

Los tés y las infusiones suelen ser catalogadas como bebidas naturales inocuas, que no producen efectos secundarios y son beneficiosas para la salud. Sin embargo, tienen diferentes propiedades que pueden resultar o no adecuadas en ciertas condiciones o situaciones especiales.

Durante el embarazo se han tomar precauciones a la hora de consumirlas. La infusión de hierbabuena parece ser inofensiva en cantidades moderadas, pero al no haber consenso al respecto lo mejor es ser precavidos y consultar directamente al especialista, ya que cada cuerpo es distinto y cada mujer embarazada, también.

Contraindicaciones y efectos secundarios

En general, la hierbabuena se considera una planta segura, cuyos efectos secundarios son mínimos o poco comunes. Como se trata de una planta rica en mentol, no se aconseja su consumo a quienes sufren hernia de hiato, úlceras digestivas, cálculos biliares o enfermedades hepáticas.

Usar indebidamente el aceite esencial de hierbabuena sí es perjudicial para el organismo. Dicho aceite presenta importantes contraindicaciones que no debemos pasar por alto. Aparte de causar irritación cutánea, quemaduras o ampollas, podría producir náuseas y asfixia a niños menores de 2 años y dar lugar a un aborto involuntario en mujeres embarazadas.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.