¿Para qué sirve la cola de caballo?

La cola de caballo es una planta con efecto diurético que se utiliza en el tratamiento de enfermedades relacionadas con la retención de líquidos. Aunque gran parte de la población la toma con el objetivo de adelgazar y deshacerse de los kilos de más, la cola de caballo no ayuda a perder grasa corporal
11 de Noviembre de 2015
para qué sirve la cola de caballo

Cola de caballo, una planta con muchos usos y propiedades curativas | Paola S. (CC by 2.0, Flickr)

Su nombre científico es Equisetum arvense, pero popularmente se denomina cola de caballo, ya que su forma recuerda, inevitablemente, a la cola de un caballo. Las grandes civilizaciones de la historia ya solían emplear esta planta como remedio natural, y en la actualidad se usa con fines medicinales en todo el mundo.

Los componentes y principios activos de la cola de caballo le otorgan múltiples beneficios y propiedades medicinales, algunas menos que conocidas que otras. No obstante, no hay evidencia científica que respalde la eficacia del extracto seco de cola de caballo y de los complementos dietéticos que la contienen para la mayoría de los usos e indicaciones que se anuncian.

Cola de caballo, una infusión con muchas propiedades medicinales

La presencia de saponósidos, flavonoides, taninos, alcaloides, ácidos (málico, cafeico, péptico…), sales minerales (sílice, potasio, magnesio…) y vitamina C le otorgan un efecto astringente, antifúngico, remineralizante, cicatrizante, antihemorrágico y diurético.

Tradicionalmente, la cola de caballo se utiliza para tratar trastornos renales, enfermedades reumáticas, cistitis, inflamación de la próstata y otras afecciones relacionadas con la retención de líquidos. Ayuda a depurar la sangre limpiando las vías urinarias, y puede mejorar eccemas, dermatitis y otras afecciones de la piel, así como quemaduras y heridas que tardan en sanar. Además, esta planta resulta adecuada para frenar la aparición de caspa, mantener el pelo en perfecto estado y prevenir su caída. También parece fortalecer las uñas frágiles o quebradizas, evitando así que se rompan fácilmente.

Aunque la cola de caballo pueda aumentar el flujo de orina o la micción, dadas sus propiedades diuréticas, se necesitan más estudios para determinar si es segura y efectiva para problemas médicos específicos.

Más beneficios: ¿sirve para adelgazar?

Su gran capacidad para eliminar el exceso de líquidos corporales hace que la cola de caballo a menudo figure en la composición de productos para perder peso o deshacerse de los kilos sobrantes.

Recurrir a las plantas diuréticas ya no solo es frecuente entre los deportistas y las personas aquejadas de ciertas enfermedades o de trastornos de ingesta compulsiva, sino que se ha ido convirtiendo en una práctica habitual entre la población en general. Seguro que conoces a alguien, por no decir bastante gente, que acostumbre tomar té verde con cola de caballo con el objetivo de bajar de peso. ¿O me equivoco?

El uso de diuréticos a la hora de tratar el sobrepeso y la obesidad da lugar a una rápida pérdida de peso, aunque a costa de eliminar agua, sin influir en la grasa corporal. Consumir cola de caballo no tiene efecto alguno sobre la pérdida de grasa. Podría decirse que al bajar de peso a expensas de agua y no de grasa “engañamos” a la báscula.

No olvides que adelgazar es sinónimo de hacer desaparecer el exceso de grasa corporal, algo que la cola de caballo no facilita ni promueve. El deporte y la dieta son fundamentales.

¿Cómo y cuándo tomar cola de caballo?

La cola de caballo se presenta en forma de extracto (líquido o en polvo), jarabe, pastillas o cápsulas y bolsitas para preparar infusiones o decocciones. Su nombre también suele aparecer entre los ingredientes de algunos complementos alimenticios para adelgazar.

En el caso de tomar cola de caballo como infusión, puedes tomar una o dos tazas al día, por ejemplo a media mañana o por la tarde. En cuanto a su preparación, se recomienda hervir el agua y, después, echar la planta y dejarla hirviendo durante dos o tres minutos, para finalmente retirarlo del fuego y dejar reposar unos minutos.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Como diurético que es, la cola de caballo no está exenta de efectos adversos, por lo que la recomendación es utilizarla bajo supervisión facultativa. Siempre hay que tener en cuenta la valoración y el consejo médico para no comprometer o poner en riesgo la salud.

El consumo de esta planta se desaconseja durante el embarazo y la lactancia. La cola de caballo tampoco se debe administrar a bebés y niños. Asimismo, conviene evitarla cuando hay irritación de la mucosa gástrica. Quienes sufren problemas cardíacos, trastornos hepáticos y diabetes han de tener ciertas precauciones al tomar cola de caballo.

Consumir cola de caballo durante un tiempo prolongado o en cantidades elevadas puede conducir a niveles bajos de potasio y hacer que la formación de cristales de ácido úrico en la orina aumente.

Los efectos secundarios asociados a altas dosis de cola de caballo por vía oral abarcan: nerviosismo, fiebre, debilidad muscular, pérdida de apetito, hipotensión y arritmia cardíaca o rimo cardíaco irregular.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.