¿Para qué sirve el ajo?

El ajo es una planta liliácea que se utiliza con fines culinarios y medicinales desde tiempos remotos. Mejora la circulación sanguínea, ayuda a bajar el colesterol y posee acción diurética, por lo que su consumo está recomendado en caso de hipertensión arterial y afecciones cardíacas
26 de Octubre de 2015
Etiquetas
para qué sirve el ajo

El ajo posee muchos usos culinarios y medicinales | Juantiagues (CC by 2.0, Flickr)

Su nombre científico es Allium Sativum, pero popularmente lo llamamos ajo. ¿Para qué sirve? ¡Buena pregunta! Esta raíz alberga bulbos puntiagudos envueltos por una fina película blanca que forman lo que conocemos como cabeza de ajo. Desde tiempos inmemoriales diversas culturas lo han empleado con fines terapéuticos, y hoy en día hay quien toma ajo crudo en ayunas como si de un medicamento se tratara.

El ajo aporta un intenso aroma y un sabor pronunciado a nuestras preparaciones culinarias, y también resulta beneficioso para la salud. Posiblemente no exista una planta medicinal más utilizada y estudiada que el ajo. Quizá incluso sea el remedio natural con mayores propiedades curativas.

Propiedades nutricionales del ajo

El agua y los hidratos de carbono constituyen los principales componentes del ajo. Contiene vitamina C y algunas vitaminas del complejo B, así como potasio, fósforo, calcio y magnesio. Sin embargo, la cantidad que consumimos de ajo es tan ínfima que su aporte de nutrientes no resulta significativo.

En cuanto a su valor energético, 100 gramos de ajo proveen en torno a 120 calorías. Ahora bien, si por algo destaca esta raíz bulbosa es por su contenido en sustancias azufradas, sobre las cuales recaerían las propiedades saludables que le otorgan.

Beneficios medicinales para la salud

El consumo de ajo ofrece más ventajas que inconvenientes. Por mencionar solo algunas, entre tantas, se le atribuyen cualidades antiinflamatorias, diuréticas, antisépticas, fungicidas, depurativas y antibacterianas.

El ajo ayuda a fluidificar la sangre y tiene un efecto vasodilatador (aumenta el tamaño de los vasos sanguíneos), por lo que favorece la circulación. También contribuye a reducir los niveles de colesterol total y triglicéridos, protegiendo, por tanto, el corazón y el sistema cardiovascular en general.

Se considera beneficioso para las personas que sufren hipertensión arterial, taquicardia, arterioesclerosis, varices y problemas cardíacos. Al ser un buen diurético y facilitar la eliminación de líquidos de nuestro organismo, resulta adecuado en caso de reumatismo y edemas.

Las propiedades bactericidas y expectorantes del ajo pueden ser útiles en el tratamiento de resfriados, catarros, congestiones, bronquitis, gripe, tos, etc. Otro efecto positivo del ajo es que tiene la capacidad de acabar con parásitos intestinales y de regular el nivel de azúcar en sangre, siendo así recomendable para los diabéticos.

Parece que consumir ajo regularmente reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, entre ellos el de estómago y colon. La medicina popular también asocia la ingesta de ajo con el aumento de la potencia sexual.

El ajo en la cocina

El ajo es un ingrediente indispensable en las cocinas de medio mundo, uno de los condimentos más representativos de la gastronomía mediterránea. Ya sea rallado, picado, en polvo, crudo o frito, el ajo está presente en salsas, encurtidos e infinidad de recetas. Además de formar parte del famoso alioli y de la ajada, se utiliza para elaborar un plato tan tradicional en España como el ajoarriero. Pero las posibilidades culinarias del ajo no acaban aquí, ya que en los hogares españoles no hay recetario en el falte la sopa de ajo.

El pan tostado con ajo y perejil, tomate, jamón ibérico, queso curado, atún o anchoas también es muy típico en nuestra tierra. No menos sabrosos resultan los espárragos a la plancha con piñones, ajos y hierbas aromáticas. Las setas salteadas con ajo y perejil son una guarnición sencilla, económica y baja en calorías.

Un comentario
  1. diana isabel granda
    Publicado el 31 Marzo, 2016 a las 13:47 | Enlace

    Muy saludable!!! Muchas gracias…

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.