¿Para qué sirve el aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta se considera un potente regenerador de la piel. Nutre e hidrata la dermis y le aporta elasticidad y firmeza para que luzca más saludable. Frecuentemente se utiliza para atenuar las estrías durante el embarazo y borrar las primeras arrugas. Además, se puede tomar en forma de infusión cuando se necesita un aporte extra de vitamina C
16 de Septiembre de 2015
Etiquetas,  
para qué sirve el aceite de rosa mosqueta

Flor de rosa mosqueta y su aceite, un aliado natural para la piel | Manel (CC by 2.0, Flickr)

El aceite de rosa mosqueta se extrae de las semillas de un pequeño arbusto silvestre que lleva su mismo nombre, científicamente Rosa eglanteria. Está considerado uno de los regeneradores dérmicos más potentes que se conocen. Se puede decir que el aceite de rosa mosqueta ha revolucionado el mundo de la cosmética con sus mil y una aplicaciones o usos.

Bueno para la piel y el pelo

Se utiliza tanto para minimizar las antiestéticas estrías como para atenuar y eliminar las manchas de la piel. Pero estos no son los únicos beneficios y propiedades que se le atribuyen; el aceite de rosa mosqueta parece solucionar gran parte de los problemas cutáneos que nos afectan. Se ha convertido en un producto imprescindible para el cuidado de la piel, casi en un milagro inesperado para prevenir la aparición de arrugas, uno de los primeros signos del envejecimiento.

El supuesto poder regenerador y cicatrizante del aceite de rosa mosqueta se debe a su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, concretamente ácido linolénico y ácido linoleico. Además, contiene vitamina C, flavonoides, carotenoides, pectina, retinol y otras sustancias que favorecen la proliferación de células nuevas y la regeneración de la piel.

El aceite de rosa mosqueta puro, obtenido por presión en frío, posee propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras de la piel. Los componentes del aceite de rosa mosqueta nutren la dermis, también el cabello, y le aportan hidratación, firmeza y elasticidad, consiguiendo así que tenga un aspecto más saludable.

Más usos del aceite de rosa mosqueta

A nivel externo, el aceite de rosa mosqueta se emplea para mejorar la cicatrización de las heridas, tratar las quemaduras y prevenir y eliminar marcas y rojeces. Habitualmente se recurre al aceite de rosa mosqueta para atenuar las estrías, alteraciones cutáneas producidas por las variaciones de peso y cambios hormonales frecuentes durante el embarazo.

Además de estimular la síntesis de colágeno e hidratar en profundidad la piel seca y castigada, el aceite de rosa mosqueta ayuda a proteger la piel del envejecimiento prematuro, previniendo que aparezcan líneas de expresión y suavizando las arrugas.

Aparte de aplicarse de forma tópica, el aceite de rosa mosqueta se puede tomar en forma de infusión. El té de rosa mosqueta tiene un ligero efecto laxante y diurético, y contribuye a prevenir los resfriados y a reducir los síntomas de la gripe. Se aconseja tomarlo a los fumadores y a quienes necesitan un aporte extra de vitamina C.

Cómo aplicar el aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta se extiende sobre la piel realizando suaves masajes circulares hasta su completa absorción. Aunque se pueda aplicar varias veces al día, dos aplicaciones de forma constante sería suficiente para que potencie la regeneración de los tejidos y produzca el efecto deseado.

No se han identificado efectos secundarios al usar aceite de rosa mosqueta a nivel cutáneo ni tomarlo como suplemento alimenticio. Su única contraindicación, dado su alto contenido en lípidos, es que no es especialmente aconsejable para pieles muy grasas o con acné seborreico.

Dónde comprarlo

El aceite de rosa mosqueta puro lo podemos comprar en herboristerías, farmacias y tiendas de cosmética a un precio aproximado de 10 euros.

Hay muchas marcas en el mercado, pero lo importante es que el aceite de rosa mosqueta sea 100% puro y de calidad. Los que se mezclan con aceite de semillas de uva o llevan otros ingredientes no resultan tan efectivos como el aceite de rosa mosqueta de primera presión en frío, que conserva todos sus componentes y propiedades. También se comercializan cremas faciales con rosa de mosqueta.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.