¿Para qué sirve la cúrcuma?

La cúrcuma es una de las especias con más usos y beneficios medicinales. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antitumorales e inmunomoduladoras, por lo que se relaciona con la prevención de enfermedades cardiovasculares, hepáticas, respiratorias y del cáncer. Además, da color y gusto a infinidad de platos y recetas
3 de Agosto de 2015
Etiquetas,  ,  
para qué sirve la cúrcuma

La cúrcuma, una especia que sirve para infinidad de usos culinarios y terapéuticos | Thedabblist

De la cúrcuma o azafrán de la India, ingrediente esencial del curry, se hablan auténticas maravillas. Se trata de una planta conocida por su capacidad colorante, que desde la antigüedad constituye un remedio medicinal.

Se emplea sobre todo como aditivo alimentario y condimento en gastronomía. Sin embargo, por su concentración de antioxidantes, parece que la cúrcuma también podría servir para el tratamiento de enfermedades crónicas como la diabetes, la arterioesclerosis y el cáncer.

Propiedades de la cúrcuma

La cúrcuma contribuye al color y al sabor de numerosas preparaciones culinarias, especialmente de salsas y guisos típicos de Oriente Medio. Permite un menor consumo de sal y representa un buen sustituto del azafrán en los platos de arroz. Además de estar presente en quesos, mostazas, encurtidos y otros alimentos, se halla en tintes, fragancias y cosméticos.

La cúrcuma sigue teniendo las mismas aplicaciones y propiedades que antaño, solo que en la actualidad se han descubierto otros posibles beneficios de esta planta perteneciente a la familia del jengibre.

Dadas sus propiedades digestivas, se considera un condimento especialmente útil para mejorar la digestión y combatir los gases o flatulencias intestinales que provocan dolor y distensión abdominal. La cúrcuma no solo es carminativa, sino que también favorece el buen funcionamiento del hígado y ayuda a prevenir los cálculos biliares.

Durante años la cúrcuma se ha usado en las culturas asiáticas en caso de gripe y estados catarrales, así como en el tratamiento de la bronquitis y el asma. Debe gran parte de estas virtudes a la curcumina, un principio activo con acción antiinflamatoria y antibronquial cuyos efectos sobre la salud siguen siendo hoy en día objeto de estudio.

Cúrcuma, cáncer y otras enfermedades

Diversas investigaciones científicas han revelado que la cúrcuma es una buena aliada en la lucha contra el cáncer. Esta vistosa especia podría ayudar a inhibir el crecimiento de tumores y a potenciar los efectos de la radioterapia y la quimioterapia cuando se inicia el tratamiento del cáncer.

Por su actividad antiinflamatoria, antioxidante e inmunomoduladora, también se están examinando los beneficios de la cúrcuma sobre alteraciones neurodegenerativas, enfermedades respiratorias, cardiovasculares, hepáticas y oculares.

Los científicos creen que la cúrcuma podría emplearse en el desarrollo de fármacos para ayudar a pacientes con alzhéimer, puesto que es posible que algunos de sus compuestos contribuyan a reparar el daño cerebral. Sin embargo, es necesario continuar investigando para sacar conclusiones definitivas y ofrecer recomendaciones de consumo.

Para que la cúrcuma tenga algún efecto en el tratamiento del cáncer y de otras patologías se ha de consumir en forma de suplemento y no en las ínfimas cantidades que se utiliza para darle color, sabor y algo de aroma a los platos.

Cómo tomar la cúrcuma

Aunque la presentación más común de la cúrcuma sea en polvo, también se puede adquirir en extracto, cápsulas o comprimidos. Se recomienda consultar al médico la dosis adecuada de cúrcuma si hace uso de esta planta con fines medicinales o terapéuticos, ya que podría estar contraindicada en algunos casos.

Desde el punto de vista culinario, habitualmente podemos incluir la cúrcuma en nuestra alimentación en recetas exóticas y platos tradicionales: cuscús, sopas, cremas de verdura, salsas, potajes de legumbres, etc.

Añadiéndola al final de la cocción nos aseguramos de no destruir los principios activos de la cúrcuma, condimento que puede formar parte de los ingredientes de una mayonesa casera, un gazpacho o del relleno de un sándwich, por poner algunos ejemplos.

Además, la cúrcuma le dará un toque diferente a batidos, flanes, natillas, pasteles y otros postres.

En Muy en forma | Cúrcuma para adelgazar

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.