¿Para qué sirve el aceite de jojoba?

El aceite de jojoba es un producto natural que tiene múltiples aplicaciones a nivel cosmético, desde hidratante facial hasta reparador del cabello. Resulta eficaz en el tratamiento del acné y sirve como desmaquillante
5 de Junio de 2015
Etiquetas
para qué sirve el aceite de jojoba

La jojoba, una planta de la cual se obtiene un valioso aceite con múltiples usos y propiedades | M. Dolly

De la presión en frío de las semillas de un árbol denominado científicamente Simmondsia chinensis se obtiene el aceite de jojoba, un producto natural al que los indios americanos le atribuían propiedades casi mágicas. Esta longeva planta, nativa del desierto de Mojave, en California, y el desierto de Sonora, entre la frontera de EEUU y México, se emplea principalmente en cosmética.

Desde la antigüedad el aceite de jojoba se utiliza tanto como alimento como con fines medicinales, constituyendo especialmente un buen acondicionador del cabello y protector de la piel frente las radiaciones solares. Se trata de un aceite de color dorado brillante, conocido también como oro líquido, muy estable y con larga vida útil.

Bueno para el cabello y la piel

Aparte de ser usado en lubricantes, perfumería y carburantes y ser un ingrediente común en la medicina natural, el aceite de jojoba tiene múltiples aplicaciones a nivel cosmético, ya que las ceramidas que lo componen son similares a las de la epidermis. Y es que no solo hidratan, sino que además reestructuran el equilibrio graso de la piel.

Entre los principales usos del aceite de jojoba está el tratamiento del cabello, de problemas dermatológicos relacionados con la sequedad cutánea y el exceso de grasa y del acné.

Los champús, acondicionadores, mascarillas y otros productos para el cuidado del cabello con aceite de jojoba fortalecen el pelo frágil y quebradizo, además de proporcionarle brillo y suavidad. Además de hidratar el cabello y prevenir su caída, el aceite de jojoba ayuda a controlar la producción de grasa en el cuero cabelludo.

Resulta eficaz sobre pieles grasas y con espinillas, puesto que limpia los poros y alivia el enrojecimiento de la piel. Al actuar como un poderoso humectante, el aceite de jojoba mejora la elasticidad y firmeza de la piel a la vez que la suaviza. No solo funciona en el cutis, también puede aplicarse en los labios para darles un aspecto más sano y sexy.

Dado que es de origen natural y no irrita la piel, sirve tanto de hidratante facial como de desmaquillante para retirar el maquillaje fácilmente sin químicos. Asimismo, incluido en aceites de masajes, contribuye a la eliminación de las durezas que aparecen en los pies y las manos.

Propiedades del aceite de jojoba

A diferencia de otros aceites vegetales, el de jojoba se conserva perfectamente durante largos períodos de tiempo manteniendo todas sus propiedades. La presencia de hasta un 96% de ceramida en su composición le confiere estabilidad frente al calor y la oxidación, evitando así que pueda alterarse con el paso del tiempo.

Más que de un aceite en sí, hablaríamos de una especie de cera líquida a temperatura ambiente que al tacto no deja sensación untuosa o grasa en la piel. El aceite de jojoba es biodegradable y no tóxico ni alergénico o comedogénico, es decir, ni causa reacciones alérgicas ni obstruye los poros.

Contiene ácido linoléico y vitamina E de poderosa acción antioxidante, aliada de lujo contra el envejecimiento prematuro que protege a las células contra los radicales libres y previene enfermedades como el cáncer.

En Muy en forma | Aceite de almendras para el cabello y la piel

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.