Para bajar el colesterol no es necesario tomar menos calorías

Para bajar el colesterol no es necesario tomar menos calorías, sino adecuar nuestra dieta incluyendo más productos integrales y reduciendo la ingesta de grasas saturadas
29 de Octubre de 2011
Etiquetas,  
para bajar colesterol

Para reducir el colesterol es aconsejable optar por productos naturales, cocinados al vapor, hervidos o al horno | pkingDesign

Las personas con obesidad o las que cuentan con antecedentes familiares, son más propensas a tener el colesterol o los triglicéridos altos. Sin embargo, no existe una vinculación directa con las calorías consumidas, es decir, para bajar el colesterol no es necesario tomar menos calorías. Se trata de tener un mayor control sobre la dieta, practicar ejercicio físico de manera regular y prescindir de aquellos hábitos que son perjudiciales para la salud.

Una persona de constitución delgada también puede presentar problemas de dislipidemia en sangre, por lo que es recomendable que tengan en cuenta la cantidad de grasas que ingiere y la calidad de las mismas. Por consiguiente, tendrá que escoger productos bajos en grasa saturada y decantarse por las monoinsaturadas, incluir en su dieta una mayor cantidad de fibra y prestar más atención a los métodos de cocción por la que pasan los alimentos.

La mejor alternativa es seleccionar aquellos productos que estén hechos al vapor, hervidos o al horno en lugar de los que sean fritos o rebozados. También es importante que a la hora de hacer la compra, no nos confundan las etiquetas, ya que todos los productos que se comercializan como light no están libres de grasas trans.

Por lo tanto, no es necesario consumir menos calorías para reducir el colesterol, aunque es evidente que las personas que tengan sobrepeso deberán reajustar su alimentación, siempre bajo la supervisión de un profesional, apostando por una dieta de mejor calidad en nutrientes.

Recordemos que los problemas cardiovasculares derivan de las altas concentraciones de lípidos en sangre, y de no ser tratadas existe mayor riesgo de infarto. Además, se ha comprobado que el tabaco altera los niveles de colesterol en sangre, existiendo una relación directa entre el tabaco y la hipercolesterolemia. Los fumadores presentan un nivel de colesterol LDL (“el malo”) más elevado que los no fumadores. Una vez que abandonan este hábito, su colesterol HDL (“el bueno”) aumenta hasta un 10%, reduciendo así el riesgo de sufrir una afección cardíaca.

En Muy en forma | Alimentos para reducir el colesterol

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.