Palomitas de maíz, ¿un tentempié nutritivo?

Las palomitas de maíz tienen un importante valor nutritivo. Como cualquier otro cereal integral, aportan una cantidad importante de antioxidantes. Eso sí, debemos evitar las palomitas envasadas y prepararlas en casa
10 de Diciembre de 2011
palomitas maiz

Las palomitas de maíz aportan muchos minerales y vitaminas | Missha

¿Hay alguien que no disfrute de una sesión de cine comiendo palomitas de maíz? Muchos prefieren no consumirlas por la gran cantidad de grasas y calorías que aportan y que repercuten negativamente en nuestra dieta. O al menos, eso hemos creído siempre. A partir de hoy, quizás veamos este aperitivo desde otra perspectiva.

El maíz es un cereal imprescindible en nuestra alimentación y una gran fuente de minerales para los deportistas. Las palomitas se obtienen a partir de los granos de maíz enteros que mantienen intactos sus componentes: el artefacto, rico en vitamina del grupo B y fibra, el endospermo, formado por hidratos de carbono y proteínas, y el germen, que está cargado de vitamina E y grasas insaturadas. Desconocemos que las palomitas contienen importantes nutrientes y son una fuente de fibra, por lo que acaban convirtiéndose en la gran desconocida de la dieta.

Según revelan estudios recientes, todos los cereales integrales, incluyendo las palomitas de maíz, aportan grandes cantidades de antioxidantes; en concreto de los llamados polifenoles, que están presentes en otros alimentos como las frutas, las verduras o el chocolate. La particularidad de estas sustancias es que tienen una función preventiva y reducen el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Durante el proceso de secado, la semilla de maíz conserva los antioxidantes. Cuando estalla durante la cocción, dando lugar a las palomitas, se pierden sólo una mínima cantidad de polifenoles. Estos datos explican el valor nutritivo de las palomitas de maíz y sus efectos saludables para el organismo, pese a la mala fama que se le ha atribuido durante años.

No obstante, es importante recalcar que debemos evitar a toda costa las palomitas envasadas, a las que con frecuencia se les añade mantequilla y otros aditivos artificiales perjudiciales para la salud. La mejor opción es prepararlas en casa con un poco de aceite de oliva y una cantidad moderada de sal, así reduciremos la ingesta de grasas saturadas y otras toxinas.

En Muy en forma | Las palomitas de maíz contienen más antioxidantes y polifenoles que las frutas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.