'No consigo adelgazar'

Adelgazar no es un milagro que sucede de un día para otro, sino un proceso que requiere tiempo, esfuerzo y dedicación
22 de enero de 2014
Etiquetas
no consigo adelgazar

No consigo adelgazar, la báscula no se mueve. ¿Por qué no pierdo peso? | Adam S.

“Estoy empezando a perder la esperanza; no consigo adelgazar”.“Evito picar entre horas, bebo 2 litros de agua diarios, además de tomar té verde e infusiones varias, no como dulces, ni chocolate ni productos grasos, voy al gimnasio cuatro veces a la semana y me aplico crema reductora cada noche, pero no pierdo ni 500 gramos”. “¿Por qué no consigo adelgazar? ¿Qué hago mal?”.

¿Has intentado deshacerte de los kilos de más en incontables ocasiones y nunca llegas a lograrlo? ¿Te sientes identificado con las anteriores palabras? Se dan muchos casos de personas que han probado todas clase de dietas bajas en calorías, que hacen deporte regularmente y se estancan en el peso o lo vuelven a recuperar. La respuesta está en que hay gente que tiene predisposición genética a engordar y se pasa media vida haciendo dieta sin saber que la respuesta a la pregunta “¿por qué no pierdo peso?” podría estar en su ADN.

La impaciencia suele alejarnos del objetivo de adelgazar y llevar una vida saludable. Nos hemos acostumbrado a escuchar historias milagrosas sobre la pérdida de peso en tiempo récord y a quedarnos solo con la parte que nos interesa. Todo cambio importante requiere un período de tiempo, y adelgazar no es un proceso que suceda de un día para otro. No existe una fórmula maravillosa para perder grasa a toda velocidad, así que pensemos en singular y no en plural cuando de kilos se trata. Comprobar que la báscula marca un kilo menos ya es todo un logro en esta ardua batalla. A veces, todo es cuestión de hacer algunas modificaciones en la dieta y pequeños ajustes en el entrenamiento (por ejemplo, además de hacer sesiones de ejercicio aeróbico, incluir levantamiento de pesas) para conseguir quemar un mayor número de calorías, adelgazar y mantener el peso estable.

No esperes milagros y ármate de paciencia, fuerza de voluntad y motivación si quieres obtener los resultados deseados. El estrés puede hacer que la pérdida de peso se convierta en una misión imposible, y no dormir lo suficiente, según constatan diversos estudios, también engorda. ¿Qué tal si practicas yoga? Te ayudará a evitar situaciones de tensión emocional.

Asimismo, tomar un buen desayuno cada mañana te aportará energía para rato y pondrás en marcha tu metabolismo para que queme calorías desde por la mañana. Otras recomendaciones son beber agua, no saltarse las comidas (a ser posible, realizar cinco al día), cenar ligero y ser creativo a la hora de elaborar los menús, optando por aquellos que empleen métodos de preparación bajos en grasas (cocción, horno, vapor, plancha…) e incluyendo en ellos alimentos saciantes, depurativos y diuréticos. Eso sí, cuidado con esos productos light que consumimos alegremente creyendo que engordan menos que los originales.

Recuerda también que la báscula no premia el esfuerzo de inmediato, por lo que no debes desesperarte si hoy pesas unos gramos más que ayer. Lo ideal es subirte a la báscula cada siete o quince días, a ser posible a la misma hora, y no acudir a ella de forma compulsiva.

En Muy en forma | Adelgazar con salud, sin mitos ni alimentos prohibidos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.