Multan a Skechers por publicidad engañosa: ¿creemos en los productos milagro?

  • ◙  La Comisión Federal de Comercio de EEUU multa a Skechers por anunciar unas zapatillas que prometen tonificar los músculos
  • ◙  La compañía tendrá que pagar 40.000 millones de dólares por publicidad engañosa
22 de mayo de 2012
Skechers Shape-ups

Skechers, multada por publicidad engañosa en sus zapatillas Shape-ups

No es la primera vez que sucede y me temo que tampoco será la última. Reebok se vio inmersa en un escándalo de igual o mayor magnitud. Esta famosa marca de prendas de sport tuvo que desembolsar 25 millones de dólares por presumir de zapatillas; sí, esas que prometen tonificar los glúteos y las piernas y hacernos perder peso sin pasarse el día en el gimnasio. Ya se veía venir, porque todo en la vida requiere un mínimo fuerzo. ¿Se puede conseguir un cuerpo 10 sin hacer ejercicio? No, aunque te pongas las zapatillas del mismísimo Rafa Nadal.

Ahora es Skechers la que tiene que enfrentarse a las autoridades que regulan el comercio en EEUU. ¿La razón? Atribuirle cualidades milagrosas a las zapatillas tonificantes que comercializan.

A la Comisión Federal de Comercio no se le escapa una y una vez más sale en defensa de los consumidores, que suelen caer rendidos ante una publicidad no del todo verídica. Las multinacionales se apoyan en campañas publicitarias con cracks y deportistas mediáticos para causar mayor furor entre el público.

Para zanjar de una vez por todas la polémicas y evitar que la batalla se prolongue en el tiempo, Skechers ha alcanzado un acuerdo económico: la entidad tendrá que abonar 40 millones de dólares por publicidad engañosa. Afortunadamente, cualquier comprador podrá reclamar que le devuelvan su dinero, si siente que ha sido objeto de un timo o fraude. El precio de este tipo de calzado oscila entre 60 y 100 dólares, o lo que es lo mismo, entre 50 y 80 euros aproximadamente.

Skechers se disculpa –a regañadientes– afirmando que “en ningún caso tenía la intención de engañar al consumidor“. Pero claro, si anuncias un producto con un supuesto “efecto fitness” suelen pasar este tipo de cosas. O bien eres un genio en potencia, o tienes que recurrir a las “mentirijillas” para que te salgan los planes. La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, pero de ahí a que las zapatillas hagan todo el trabajo va un trecho.

No se ha podido demostrar que las Skechers Shape-ups, en comparación con unas zapatillas normales, consigan moldear la figura o acelerar la pérdida de peso. Los estudios científicos que avalan que el producto cumple los beneficios citados caen por sí solos. Skechers, al igual que Reebok, defiende la tecnología y como prueba de su inocencia nos invita a ojear las cifras de venta. Nosotros, desde este humilde espacio en la red, le respondemos: no existen los productos milagro, pero sí gente que todavía cree en los milagros.

En Muy en forma | Power Balance, el fabricante de las pulseras milagro, contra las cuerdas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.