» » » Montar un gimnasio en casa: ¿qué necesito?

Montar un gimnasio en casa: ¿qué necesito?

Con un simple step, una comba y unas mancuernas puedes tonificar tus músculos, desde casa, sin hacer un gran esfuerzo económico. Un fitball, una cinta de correr y una bicicleta estática o elíptica pueden completar tu propio gimnasio en casa

9 de febrero de 2013
Etiquetas
gimnasio casa

Con unas mancuernas, una bicicleta estática y una pelota suiza puedes montar tu propio gimnasio en casa | Chiot’s Run

No tengo tiempo suficiente para acudir al gimnasio y, aunque lo tuviera, tampoco dispongo de un centro deportivo cerca de casa. ¿Qué puedo hacer para ponerme en forma? ¿Necesito alguna máquina específica para entrenar? Siempre puedes recurrir a ejercicios aeróbicos, es decir, una actividad de intensidad media y larga duración como puede ser montar en bici, nadar o correr. No hay excusas que valgan para no lucir tipazo este verano.

Antes de comprar aparatos de dudosa efectividad, como los que anuncian en la teletienda, te proponemos hacerte con el equipamiento básico para montar tu propio gimnasio en casa. Para calentar y empezar a quemar calorías necesitaremos una máquina que eleve la frecuencia cardíaca y nos ayude a consumir energía. Puedes usar un equipo de música y preparar una coreografía con canciones que te motiven, o hacerte con un step o una comba.

¿Prefieres aparatos más sofisticados? Hoy en día se pueden conseguir máquinas cardiovasculares (bicicletas elípticas, estáticas, cintas de correr…) sin tirar la casa por la ventana. Todo depende de tu presupuesto y de los objetivos que te marques a corto y largo plazo.

Para mantener una buena forma física es tan importante el componente aeróbico como la tonificación muscular. Más allá de los ejercicios de autocarga, flexiones, sentadillas y abdominales con nuestro propio peso corporal, podemos adquirir mancuernas, barras y bandas elásticas. La ventaja de las mancuernas es que apenas ocupan espacio en casa y es posible adaptar su peso con facilidad en función de los grupos musculares que ejercitemos.

Adquirir una máquina multifunción no es mala idea, pero nos exponemos a que pronto el trabajo muscular sea monótono y aburrido. Para realizar dominadas, puedes adquirir una barra de tracción, fácilmente instalable en puertas y paredes.

Para trabajar la flexibilidad y el equilibrio viene bien disponer de una simple colchoneta y elementos como un bosu o fitball.

También existen algunos accesorios que podemos tener en cuenta para entrenar con motivación extra. Por ejemplo, un espejo que sirva para supervisar posturas, vídeos de fitness que podemos descargar de internet y música que nos estimule y entretenga mientras nos ponemos cañon.

Para no hacer un gran desembolso económico inicialmente, pasado un tiempo podemos comprar un pulsómetro o temporizador interválico.

En Muy en forma | Apuntarse a un gimnasio: consejos para su elección

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.