Mitos sobre el pan

Derrumbamos algunos de los mitos más extendidos sobre el impacto del pan en la dieta
21 de julio de 2014
Etiquetas
mitos pan

Come pan hoy sin preocuparte por engordar mañana | Jarkko L.

“¿De qué va a ser hoy el bocata: jamón, bacon, chorizo…?”. “Estoy a dieta, así que el pan casi ni olerlo”. Pues es un tremebundo equívoco, ya que los kilos de más y la prominente tripa que lucimos poco tienen que ver con el consumo de pan. Las dietas sin hidratos de carbono han distorsionado tanto el patrón alimentario mediterráneo que se da por hecho que hay que restringir o reducir de manera drástica la ingesta de pan para evitar la ganancia de peso.

La evidencia científica prueba que el pan de cada día puede ser un aliado para mantener la línea. Erróneamente, se ha ido extendiendo la creencia de que el pan engorda una barbaridad, sin reparar en que la culpa no es del pan, sino de lo que lo acompaña o le ponemos dentro

Así que vamos ir desmontando mitos acerca del pan y dando pistas sobre los beneficios nutricionales de un alimento básico de nuestra dieta desde la Prehistoria.

El pan engorda

Empieza a creerte que el pan no contribuye de ningún modo al sobrepeso. Por qué no íbamos a comer pan si, tomado en cantidades adecuadas, como fuente de carbohidratos, se asocia a la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares y de algunos tipos de cáncer. Además, en todo caso, el que engordas eres tú, no el pan. Bromas aparte, siempre que lo consumas de forma moderada, el pan es saludable y no te hará engordar.

El pan integral tiene menos calorías

El valor calórico del pan blanco y del integral es semejante, pero el último conserva el germen y el salvado del grano del trigo. La diferencia está en el elevado aporte de fibra dietética del pan integral, la cual retrasa la absorción de la glucosa, produce sensación de saciedad y ayuda a combatir el estreñimiento. Por lo tanto, la versión integral es más sana y llena más, aunque su aporte calórico es muy similar.

Todos los panes son igual de saludables

Hay que tener cuidado con los panes que venden en gasolineras, cafeterías, restaurantes y supermercados, puesto que están llenos de aditivos, mejorantes y grasas saturadas para que aguanten más tiempo y resulten muy sabrosos al paladar. Los alimentos procesados no son recomendables desde el punto de vista nutricional. El pan saludable es el artesano de toda la vida, aquel que se elabora con agua, harina (normal o integral), levadura y sal, ingredientes de primera calidad a los que los panaderos dan forma en los tradicionales hornos de piedra.

Si te animas a preparar pan casero, puedes añadirle semillas, frutos secos troceados y salvado de avena. Hay infinidad de posibilidades. Pero, en definitiva, un pan precocinado no será, jamás, ni tan saludable ni tendrá el mismo sabor y textura que uno hecho por ti mismo.

La miga engorda el doble que la corteza

Por lógica, la corteza se forma cuando el agua de la capa externa del pan se evapora al introducirlo en el horno, de modo que la composición es la misma. Mucha gente retira la miga al pan sin caer en que, a igual peso, la corteza tiene más calorías que la miga. Ojo también con los biscotes y el pan tostado, porque cuesta controlar las cantidades y solemos cometer excesos.

Los diabéticos no pueden comer pan

El último mito hace referencia a que una persona con diabetes no puede o debe consumir pan. Los diabéticos no tienen por qué dejar de comer pan, pueden incluirlo en la dieta controlando la cantidad de este y de otros alimentos clasificados como carbohidratos. Es más, la fibra del pan integral le viene muy bien a los diabéticos, tal y como asegura un estudio, dado que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y el colesterol.

En Muy en forma | Pan de plátano

4 Comentarios
  1. Gabriel
    Publicado el 22 julio, 2014 a las 09:52 | Enlace

    En mi opinión hay pocas dudas de que el pan , sobre todo el blanco, engorda y mucho, dado que produce una elevación brusca de la glucosa en sangre y por ende de la insulina en sangre, no aporta nutrientes esenciales, como el pescado o la carne y los que pocos que aportan son de escasa calidad.
    Es cierto que es mejor el consumo de pan integral , pero ni el blanco ni el integral son recomendables para perder peso. por último no hay estudios “serios”que asocien el consumo de pan con la mejora del perfil lípidico , o al menos yo no los conozco.
    Gracias

  2. Mario A.
    Publicado el 20 diciembre, 2014 a las 21:02 | Enlace

    ¡Excelente sitio!

  3. Guillermo CRespo
    Publicado el 3 febrero, 2015 a las 21:04 | Enlace

    Por favor dejen de desinformar a las personas. POR SUPUESTO QUE EL PAN ENGORDA digan lo que digan y te hagan ver lo contrario el pan SIMPLEMENTE ENGORDA asi como las galletas y pastas,, No lo digo solo por decir soy un joven de 23 años que pesaba 79 kilos y logre bajar a 70 dejando de comer PAN, PASTAS, GALLETAS, REFRESCOS PAPITAS FRITAS Jugos comerciales. Y haciendo ejercicio 2 veces a la semana logre bajar estos 9 kilos en 2 meses eso fue hace 3 años pero ahora en estos momentos en el año 2015 me he descuidado sigo haciendo 2 veces a la semana el mismo ejercicio pero ahora ingiero como 2 veces por semana pan dulce Y papitas FRITAS y con esta alimentacion no logro bajar de los 76 KG asi que por favor no digan que el pan no engorda simplemente si quieren bajar de peso dejen de comer MUCHOS CARBOHIDRATOS Y Listo en la vida se tienen que hacer sacrificios para conseguir un objetivo y no andar ahi creyendo que si nos mentalizamos a que el pan no engorda de verdad no te va a engordar

  4. Carmen
    Publicado el 4 febrero, 2015 a las 00:15 | Enlace

    En mi persona he comprobado que las harinas, y los dulces pueden hacer estragos. Las harinas suelen hinchar. Trato de evitarlos. No obstante cada persona tiene su metabolismo y reacciona de manera diferente.. Un ejercicio metódico, por ejemplo, caminatas largas diarias, en mi caso ayudan a bajar calorías y peso.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.