Migraña y alimentación

28 de junio de 2012
Etiquetas

Migraña alimentación

La migraña es un tipo común de dolor de cabeza que afecta a muchas personas y que se asocia a síntomas como náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz.

La migraña suele aparecer primero entre los 10 y los 45 años. Algunas personas que sufren de migraña tienden a manifestar unos síntomas de advertencia, denominados aura, que se dan antes de que comience el dolor de cabeza propiamente dicho, cuya intensidad y localización (algunas personas tienen un dolor pursátil tan sólo en un lado de la cabeza, mientras que en otras el dolor abarca la totalidad de la cabeza) variará de una persona a otra.

Conocida como una enfermedad hereditaria, la migraña aparece de forma más habitual en las mujeres, aunque esto no implica que los hombres estén a salvo de ella.

Se sabe que el origen de la migraña tiene lugar a causa de una actividad cerebral anormal, que puede estar originada por multitud de factores que afectan al flujo sanguíneo del cerebro y de los tejidos circundantes. Algunos de estos factores pueden ser el estrés, la ansiedad, el tabaquismo, ciertos olores y perfumes, ruidos fuertes, alteraciones del sueño y, en el caso de la mujer, principalmente cambios hormonales que se dan durante el ciclo menstrual o como consecuencia del uso de anticonceptivos.

Alimentos a evitar

Pero también se ha comprobado que existen ciertos alimentos que pueden favorecer la aparición de la migraña. En concreto, los alimentos que contienen altas concentraciones de aminas biógenas (moléculas que se encuentran en algunos alimentos de gran contenido proteico) como la histamina, serotonina o la tiramina, entre otras, que podemos encontrar en las conservas de pescado, en los productos fermentados como el queso, en el chocolate, el vino, la cerveza, los pescados o carnes ahumados y los embutidos crudos curados.

Otros alimentos cuyo consumo excesivo puede potenciar la aparición de la migraña son algunos aditivos alimentarios, como, por ejemplo, el glutamato monosódico y el aspartato, componentes químicos muy utilizados en los productos precocinados (pizza, lasaña, canelones, etc), las golosinas y la repostería.

Asimismo, algunas de las migrañas originadas por el consumo de alimentos se producen como consecuencia de alergias alimentarias, pues se ha comprobado que el alérgeno (sustancia del alimento causante de la alergia), al entrar en contacto con los anticuerpos que fabrica el organismo, provoca una mayor liberación de histamina, lo que da lugar a que se produzca inflamación y, como consecuencia, la crisis de migraña. Entre los alimentos catalogados como los más alergénicos tenemos la leche, los huevos, el pescado, el marisco, los frutos secos y algunas frutas como el melocotón, el plátano, el albaricoque o la fresa.

Alimentos recomendados

Sin embargo, existen una serie de alimentos que nos pueden ayudar a prevenir o aliviar la migraña. Son los alimentos ricos en vitamina C (frutas como el kiwi o los cítricos), en vitamina B2 o riboflavina (carnes, cereales integrales, leche y derivados) y en ácidos grasos insaturados (aceite de girasol o de soja, nueces, almendras y pescado azul).

Fotografía | 19melissa68
En Muy en forma | El deporte es el mejor medicamento contra el dolor de cabeza

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.