Mermelada de naranja

Preparar una mermelada de naranja casera no es complicado ni requiere mucha dedicación. Con unas cuantas naranjas, zumo de limón y el endulzante elegido aprenderás a elaborar una mermelada dulce para el desayuno o la merienda
13 de Noviembre de 2014
Etiquetas
mermelada naranja

Elaborar mermelada de naranja casera, baja en grasas y azúcares, es sencillo y muy saludable | Bethany K.

En casa podemos sorprender al paladar con una mermelada natural empleando solo naranjas o también limones y mandarinas en menor cantidad. La receta de mermelada de naranja tiene tato éxito por el contraste entre el sabor dulce y el punto ácido y amargo que aporta el fruto cítrico por excelencia. 

Aprovecha las piezas que estén a punto de pasarse para elaborar una deliciosa mermelada de naranja empleando azúcar moreno o endulzantes naturales como la stevia, el cual es totalmente acalórico. Incluso, si quieres, puedes aromatizar la mermelada con un toque de vainilla, jengibre, lavanda o flores de romero.

Ingredientes

  • 3 naranjas grandes (750 gramos aproximadamente)
  • 400 gramos de stevia (o cualquier otro endulzante o edulcorante)
  • 1 limón
  • 250 mililitros de agua
  • Ralladura de mandarina (opcional)

Preparación

Para elaborar una mermelada de naranja sobre la marcha y sin complicarnos más de lo necesario, primero hay que lavar, pelar (retirando la parte blanca) y cortar las naranjas en cubos. Luego exprimiremos el limón para convertirlo en zumo.

Lo siguiente es cortar en juliana, o bien rallar, unas pieles de mandarina o la cáscara de las propias naranjas. Acto seguido ponemos una olla al fuego y vertemos en ella el agua y la ralladura. Dejamos hervir durante unos cinco minutos.

Ahora llega el turno de incorporar los trozos de naranja, el endulzante y el zumo de limón. Cocinamos los ingredientes hasta que reduzcan, removiendo de vez en cuando para que no se peguen al fondo de la olla.

Cuando espese y adquiera un tono dorado, se retira del fuego y se deja enfriar. Puedes triturar la mermelada para que quede un poco más fina. Pasadas unas horas, la mermelada de naranja casera estará en su punto para untar sobre una tosta de pan o acompañar al yogur en el desayuno o la merienda.

Propiedades nutricionales

La naranja tiene un sinfín de propiedades para la salud, y destaca por su gran valor nutritivo y bajo aporte energético. Dado su agradable sabor, jugosidad y riqueza en vitamina C, ácido fólico y minerales (potasio, magnesio y calcio), constituye una de las frutas más populares y apetecibles de nuestra mesa.

Gracias a su contenido en fibra soluble, la naranja ayuda a regular el tránsito intestinal, combatir el estreñimiento, controlar la glucemia y reducir la absorción de grasa y colesterol. Su efecto saciante convierte a este cítrico en una fruta indicada para personas con diabetes y sobrepeso.

Consumir naranjas es una buena manera de aumentar las defensas de nuestro organismo, reponer las pérdidas de líquido y electrolitos o sales minerales después de un entrenamiento intenso y minimizar el riesgo de lesiones. Y no hay que preocuparse por ganar peso, puesto que una naranja mediana aporta alrededor de 60 calorías.

Una naranja o un vaso de zumo cubriría el cien por cien de las recomendaciones de vitamina C para un adulto sano. Por ello, es excelente como fruta de mesa y en forma de refrescante zumo o naranjada, las maneras en las que se consumen habitualmente. Pero también cobran gran protagonismo en productos de repostería y pastelería, batidos, helados, macedonias, ensaladas y hasta salsas y cócteles. Y, cómo no, en forma de mermelada. ¡Riquísima, saludable y nutritiva!

Un comentario
  1. YOYI
    Publicado el 3 Noviembre, 2015 a las 11:48 | Enlace

    Se ve fácil, deliciosa y nutritiva! No hay excusas para comer sano y sabroso!

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.