Medias de compresión: ¿funcionan o son una moda pasajera?

Las medias de compresión mejoran la distribución del flujo sanguíneo, así como el rendimiento muscular. Además, a diferencia de los calcetines con otros tejidos, evitan rozaduras y ampollas
10 de octubre de 2012
Etiquetas

medias compresion

Si sueles salir a correr, ya te habrás percatado de que cada vez está más extendido el uso de medias de compresión como equipamiento en el mundo del running, una actividad que ha crecido exponencialmente a raíz de la crisis económica. No tiene coste alguno ni entiende de horarios, pero correr va mucho más allá de salir a calle para ponerse en forma. A la técnica, condición física y mental hay que sumarle el equipamiento adecuado para rendir al más alto nivel.

En otras ocasiones hemos comentado que, al ser un deporte de impacto continuo, requiere de unas zapatillas adecuadas con amortiguación en el talón. Entre los amantes del running despiertan especial interés los calcetines compresores o medias compresoras, un complemento avalado por los expertos por su labor preventiva. El número de deportistas que las emplean, tanto en los entrenamientos como en la propia competición, se ha multiplicado.

¿Qué son las medias de compresión?

Se trata de una prenda en forma tubular que cubre la pierna desde el tobillo hasta debajo de la rodilla. Son calcetines diseñados para ejercer compresión decreciente, consiguiendo así reducir el dolor y la sobrecarga muscular.

Beneficios

Entre los efectos que producen, están la mejora en la distribución del flujo sanguíneo, tanto en reposo como durante el esfuerzo, y del rendimiento muscular, al reducir el consumo de oxígeno y favorecer la recuperación del atleta.

¿Son todas igual de eficaces?

No todos los calcetines consiguen la compresión adecuada, por lo que se recomienda contar con el asesoramiento de un especialista para elegir el modelo idóneo para ti. La principal diferencia que encontramos entre las marcas existentes se reduce a los baremos de presión que ejercen sobre la pierna. Estas medias no sólo van orientadas a los que practican deporte con asiduidad, sino también a las personas con disfunciones circulatorias (como varices) y a los que pasan muchas horas de pie y acaban con las piernas cansadas o sobrecargadas.

Si bien el uso de medias de compresión puede reducir los dolores musculares y la fatiga, así como proporcionar otros beneficios en el sistema circulatorio, no son imprescindibles para la práctica de running u otros deportes. Es cierto que las marcas deportivas han aprovechado el filón que tienen en las diferentes disciplinas para explotar un producto que bien podría pasar por una moda pasajera.

Las medias compresoras no resultan contraproducentes en ningún caso, siempre y cuando se elijan teniendo en cuenta las necesidades del deportista.

Fotografía | Triitalian
En Muy en forma | Piernas cansadas

Un comentario
  1. juan
    Publicado el 19 febrero, 2013 a las 01:37 | Enlace

    Debido a una lesión, la famosa periostitis, me compré unas Medilast hace ya unos años y fué mano de santo…yo entrenaba en las pistas y siempre he sufrido mucho en soleos y gemelo y me vinieron super bien. Se las he recomendado a corredores compañeros, a nuestro entrenador, me he informado sobre sus efectos, sobre su efecto placebo, que creo que hay también, he hablado con los comerciales de las marcas, cada una tiene su parte buena, presiones, tejidos, mmHg…
    Un saludo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.