Mascarillas faciales caseras y naturales

Te proponemos cinco sencillas mascarillas faciales caseras y naturales, elaboradas con los ingredientes que tenemos en casa
16 de abril de 2012
Mascarillas faciales caseras naturales

Mascarillas faciales caseras, una alternativa económica, natural y saludable | estelabelleza

Dependiendo de la época del año, nuestra piel necesita cuidados específicos. El sol reseca nuestra piel y la oscurece; el frío la enrojece y la vuelve tirante y escamosa. Con las siguientes mascarillas faciales, elaboradas en nuestra propia cocina, podremos poner fin a estas incómodas consecuencias del tiempo y lucir un rostro terso, liso y natural.

Antes de ponernos con ello, cabe mencionar brevemente la frecuencia con la que debemos aplicárnoslas. Una vez por semana es lo más recomendable, pero siembre dependiendo de los componentes de las mismas.

Hay varios grupos entre los que catalogaremos las mascarillas, el primero es para cutis secos:

Mascarilla de mango

  • Composición: pulpa de mango y una cucharadita de azúcar.
  • Elaboración: extraer la pulpa del mango y mezclar con el azúcar hasta lograr consistencia.
  • Aplicación: extender por la cara y retirar tras 10 minutos con agua tibia.

Mascarillas de huevo

  • Composición: la yema de un huevo, una cucharada de leche en polvo, una de miel y una de leche fresca.
  • Elaboración: batir hasta lograr espesor.
  • Aplicación: extender en cara y cuello durante 15 minutos. Retirar con agua tibia.

A continuación mencionaremos otro par de mascarillas, pero esta vez para cutis grasos:

Mascarilla de fresas y avena

  • Composición: tres fresas, dos cucharadas de avena y una de yogur natural.
  • Elaboración: juntar los tres ingredientes y remover hasta lograr una pasta.
  • Aplicación: colocar sobre el cutis evitando rozar el contorno de los ojos. Retirar tras 10 minutos mediante agua tibia.

Mascarilla de limón y huevo

  • Composición: una clara de huevo y un poquito de zumo de limón.
  • Elaboración: Mezclar la clara con unas gotitas de limón.
  • Aplicación: colocar sobre el rostro evitando el contorno de los ojos. Retirar tras 20 minutos con agua tibia.

Por último, una sencilla mascarilla para aquellos que no encajan ni en una ni en otra de las categorías anteriores, una mascarilla facial para pieles mixtas que puede utilizarse tantas veces como se quiera:

Mascarilla de avena y limón

  • Composición: una taza de avena, agua caliente y medio limón en zumo.
  • Elaboración: mezclar el agua caliente en la taza de avena hasta que se absorba y se cree una pasta. Después añadir el zumo y volver a remover.
  • Aplicación: colocarla sobre el cutis, o la zona que se elija, y retirar tras 15-20 minutos.

En Muy en forma | Piel grasa: mascarilla casera de kiwi y yogur

Un comentario
  1. Laura @Travelocafe
    Publicado el 16 abril, 2012 a las 20:08 | Enlace

    Oh, tengo que probabarla.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.