Mascarillas caseras para el cabello

10 de junio de 2012

Mascarillas caseras cabello

El cuidado del cabello es particular para cada persona. Cada tipo de pelo requiere de un cuidado específico, de unos productos determinados y de una dedicación concreta. Especialmente durante los meses de verano, debido al sol, al cloro y al agua del mar, el cabello sufre y se estropea, por lo que es necesario cuidarlo más que durante el resto del año.

Existen diversos tipos de mascarillas de entre las que elegir en los supermercados, sin embargo, todas ellas sin excepción contienen productos químicos que, en mayor o menor medida, afectan a la salud de nuestro cabello. Si optamos por una solución más natural, hay varios tipos de mascarillas que podemos elaborar nosotros mismos en nuestra cocina, y con productos sencillos que siempre encontraremos en casa.

En primer lugar, debemos adaptar el cuidado a nuestro tipo de pelo. Si nuestro cabello está frágil y dañado, la mascarilla ideal que deberíamos aplicar estaría compuesta de plátano y miel. Para hacerla, sólo tenemos que aplastar el plátano y mezclarlo con una cucharadita de miel hasta crear una pasta uniforme que después aplicaremos sobre el cabello. Tras 20 minutos, se retira con agua tibia y se lava el pelo con champú para eliminar los restos.

Para un pelo seco y sin brillo, los ingredientes que debemos buscar en nuestra cocina son limón y huevo. Para elaborar esta mascarilla basta con colocar la yema del huevo en un recipiente, añadir el zumo de un limón y una cucharada sopera de aceite de oliva. Una vez revuelto, la mezcla obtendrá el aspecto de una crema que aplicaremos sobre el cabello húmedo también durante 20 minutos.

Si la sequedad del pelo es extrema, la mascarilla ideal debería contener aguacate, ya que esta fruta ayuda a restablecer la salud de este tipo de cabellos. Para elaborarla, sólo hay que pelar y triturar el aguacate, mezclándolo después con un yogur natural, sin saborizantes ni colorantes. Tras aplicarla durante unos minutos, es recomendable retirarla con agua tibia.

Por último, si nuestro pelo está opaco y sin brillo, debemos centrarnos en el aceite de trigo, que colocaremos directamente sobre el cabello, tapándolo después con un gorro de plástico ajustado (un gorro de ducha normal). Para un mejor resultado, se aconseja dormir toda la noche con el gorro puesto y retirarlo por la mañana antes de lavarnos el pelo.

Fotografía | joao ornelas
En Muy en forma | Fortalecer uñas y cabello: suplementos vitamínicos vs. alimentación

Un comentario
  1. rosalie
    Publicado el 12 junio, 2012 a las 09:54 | Enlace

    Una vez más, qué interesante me ha parecido este artículo!

    Lo probaré y ya diré algo 😉

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.