Piel grasa: mascarilla casera de kiwi y yogur

Te enseñamos a cómo hacer una mascarilla casera de fruta y yogur natural, que te ayudará a eliminar el exceso de grasa en la piel
24 de noviembre de 2011
mascarilla casera kiwi yogur

Aprende a elaborar una mascarilla casera contra la piel grasa, con el kiwi y el yogur como ingredientes | Andreas D.

Todos recurrimos a pequeños trucos para realzar nuestra belleza, más allá de la ropa que elegimos o el maquillaje que utilizamos. Habitualmente buscamos métodos que nos ayuden a lucir una piel suave, tersa y libre de arrugas. Muchas personas gastan elevadas cantidades de dinero en tratamientos para la piel, que prometen quitarles unos cuantos años de encima pero que en realidad no son del todo efectivos. Hoy queremos compartir con vosotros una receta para elaborar una mascarilla casera de kiwi y yogur que permite eliminar el exceso de grasa de la piel.

El kiwi es una fruta ideal para preparar mascarillas caseras, debido a que es una fuente extraordinaria de vitamina C. Posee una mayor cantidad de este micronutriente que otras frutas como el melón, el mango, la papaya o incluso la naranja, por lo que no solo contribuye a que estemos sanos por dentro, sino que también puede ayudarnos a lucir radiantes por fuera. La vitamina C es un gran estimulador del colágeno, el responsable de mantener la elasticidad de la piel. Sin embargo, el uso tópico del kiwi destaca por sus propiedades astringentes que ayudan a eliminar las impurezas y el exceso de grasa en el cutis.

Para preparar esta mascarilla, que aplicaremos directamente sobre el rostro, necesitaremos un kiwi y dos cucharadas de yogur natural, que también aportará vitaminas a la piel. En primer lugar pelaremos el kiwi, lo cortaremos en trozos y lo colocaremos en un recipiente amplio, que nos permita usar un batidor. A continuación, añadiremos las dos cucharadas de yogur y lo batiremos hasta obtener una pasta densa. Es recomendable que la fruta esté bastante madura porque así se deshacerá con más facilidad.

Una vez tengamos la mezcla preparada la extenderemos sobre la superficie del rostro con suaves masajes, para que la piel la absorba correctamente. La dejaremos actuar durante unos 15 minutos y luego la retiraremos con agua tibia.

Esta mascarilla de kiwi y yogur le otorgará a nuestro rostro mayor luminosidad y brillo, además de contribuir a reparar los daños causados por el sol y otros agentes externos como el humo del tabaco y la contaminación. Para que la protección sea máxima, es aconsejable aplicar una crema hidratante instantes después de retirar la mascarilla.

En Muy en forma | Consejos para eliminar los puntos negros de la piel

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.