Más de la mitad de los españoles no toma un desayuno adecuado

El desayuno es la comida más importante del día, por lo que no debemos descuidarlo. Es tan importante controlar los nutrientes que ingerimos como dedicarle el tiempo suficiente
25 de noviembre de 2011
Etiquetas
desayuno adecuado

El desayuno es la comida más importante del día | Stormgrass

Cada vez le dedicamos menos tiempo a la comida más importante del día, el desayuno. Nuestros hábitos alimenticios han cambiado por el frenético ritmo de vida que llevamos, prueba de ello es que más de la mitad de los españoles no desayuna lo suficiente, o realizan un desayuno inadecuado. El trabajo, los niños, las tareas del hogar y un largo etcétera son factores que no nos permiten tener suficiente tiempo libre para planificar nuestra alimentación. Los médicos quieren que seamos conscientes de la importancia que tiene ya no solo ingerir los nutrientes necesarios en el desayuno, sino el dedicarle un tiempo comprendido entre 10 y 15 minutos.

Con la edad se va perdiendo el hábito de desayunar, pero entre los más pequeños también existen porcentajes alarmantes. Se estima que un 30% de los niños no desayuna lo suficiente e incluso algunos no toman absolutamente nada. La somnolencia de las primeras horas del día, sumadas a las prisas por llegar a nuestro lugar de trabajo o a la escuela contribuyen a que se pase por alto o no se preste suficiente atención al desayuno. Este hecho repercute en nuestro rendimiento físico e intelectual y dificulta que podamos cumplir con nuestras obligaciones diarias.

El no desayunar o tomar un desayuno con escaso aporte enérgetico no nos permite controlar la cantidad de alimentos que ingerimos el resto del día, ni nos ayuda a poner en marcha al metabolismo por lo que debemos darle el protagonismo que merece. No olvidemos que un desayuno equilibrado admite un sinfín de alternativas y si nuestro mayor problema es el tiempo existen soluciones. La noche anterior podemos dejar casi todo listo para realizar un desayuno completo al siguiente día. Asimismo, si sabemos organizarnos, incluso podemos repartirlo en dos tomas, es decir, ingerir a primera hora un lácteo y completar el desayuno con un sólido al llegar al trabajo, cuando estemos más relajados.

Existen otras opciones rápidas para desayunar, añadirle a un yogur algunos frutos secos como nueces, avellanas y almendras, fruta fresca y cereales, preferiblemente integrales y sin azúcar. No perderemos mucho tiempo en prepararlo, ya que bastará con mezclar todos los ingredientes en un bol. Notaremos los efectos a corto plazo y empezaremos el día con más energía y entusiasmo. Si eres un amante de la respostería casera, puedes preparar unas magdalenas o un bizcocho integral con aceite de oliva, y repartir las porciones a lo largo de la semana.

En Muy en forma | La importancia del desayuno en la alimentación

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.