Los ejercicios de Kegel también son útiles para los hombres

Los ejercicios de Kegel fortalecen el suelo pélvico de hombres y mujeres por igual. En el caso de los varones, contribuyen a evitar la eyaculación precoz y disminuyen el riesgo de prolapso en la vejiga y el recto
27 de septiembre de 2012
ejercicios Kegel hombres

Los ejercicios de Kegel son también saludables para los hombres | Michael T.

Los ejercicios de Kegel, o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo que envuelve la vagina, van destinados a fortalecer los músculos de la zona pélvica. Uno de los principales escollos que tenemos que sortear las mujeres a cierta edad es la incontinencia urinaria provocada, en algunos casos, por la debilidad de la musculatura del suelo pélvico. Los cambios hormonales y ciertos episodios como el sobrepeso, el embarazo y el parto hacen que estos músculos se tensen y pierdan tono y elasticidad.

Los ejercicios de Kegel entrenan los músculos pélvicos y consiguen que estén más fuertes y firmes y mantengan sus funciones, contribuyendo a su vez a flexibilizar el canal de parto y favorecer la recuperación postparto. En el plano sexual también se utilizan para conseguir mayor placer o relaciones sexuales plenas. No es una cuestión baladí para el género masculino; dichos ejercicios también resultan útiles y repercuten positivamente en la salud de los hombres.

Al hablar del suelo pélvico, se entiende que el cuidado de la zona y el ejercicio de la musculatura sólo atañe a las mujeres. Es una creencia del todo errónea. Con el paso del tiempo también es posible que los músculos que rodean la zona de la próstata se debiliten, causando problemas en el tracto urinario masculino.

Asimismo, cuando se practica una cirugía o se sigue un tratamiento de radioterapia para el cáncer de próstata, los músculos que controlan el flujo orinario pierden fuerza. Aquí es donde los ejercicios de Kegel cobran importancia, ayudando a recuperar la fortaleza del piso pélvico.

Como ocurre como cualquier otro músculo que queramos ejercitar, hay que dedicarle tiempo y tener paciencia. Con la práctica aumentarás el número de repeticiones del ejercicio. Además de prevenir o frenar la incontinencia urinaria, contribuyen a evitar la eyaculación precoz o reducir el riesgo de prolapso en la vejiga y en el recto y a mejorar la erección.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.