Lo mejor para adelgazar

Adelgazar rápidamente y sin apenas esfuerzo entraña más riesgos que ventajas. Las dietas milagro pueden resultar muy perjudiciales para la salud, por lo que recomendamos consultar a un nutricionista para perder peso de manera saludable y no recuperarlo conforme avanza el tiempo
4 de diciembre de 2013
Etiquetas
lo mejor para adelgazar

El primer paso para adelgazar es ponerte en manos de un nutricionista | EEPaul.

Nos acercamos a las fiestas navideñas, una época de exceso alimenticio que siempre pasa factura. Empezaremos el año comprobando que la báscula no miente cuando marca unos cuantos kilos de más, que la ingesta desproporcionada de alcohol y la sobrealimentación típica de la Navidad puede causar estragos en la figura. Evidentemente, lo ideal es evitar la catástrofe que nos depara diciembre controlando la ingesta para no aumentar de peso, pero en lugar de contar calorías en su momento acabamos buscando una dieta exprés o un plan de rescate con el que volver a la normalidad.

Sin menor atisbo de duda, lo mejor para adelgazar es encomendarse a un profesional nutricionista que se encargue de transmitir las pautas dietéticas adecuadas a nuestra situación y circunstancias personales. Nos proporcionará una dieta cuantitativa y cualificativamente equilibrada para perder peso o alcanzar el idóneo sin pasar hambre ni sufrir las restricciones calóricas comunes en los regímenes de adelgazamiento más estrictos y severos, los cuales, generalmente, conducen a carencias nutricionales que los hace insostenibles en el tiempo.

Si decides comenzar por tu cuenta una dieta para adelgazar y ajustarte a sus principios básicos, es recomendable que consultes a tu médico de atención primaria o médico de cabecera en lugar de dejarte atrapar por la magia que venden los productos y las “dietas milagro. Los planes de adelgazamiento que prometen una rápida pérdida de peso sin apenas esfuerzo tienen más inconvenientes que ventajas, y obedecen más a beneficios económicos que a la promoción de una alimentación sana.

Además de favorecer la pronta recuperación del peso perdido o el efecto “yo-yo”, las dietas muy bajas en calorías constituyen riesgos potenciales para la salud e, incluso, pueden desencadenar trastornos del comportamiento alimentario. Un programa de adelgazamiento saludable es aquel que te invita a cambiar de hábitos alimenticios y a combatir el sendentarismo con cualquier actividad física.

Si realmente quieres solucionar tu problema de sobrepeso sin caer en la monotonía alimentaria ni ganar nuevamente kilos cuando vuelvas a comer de la forma habitual, elige una dieta prescrita por un experto en el campo de la nutrición y no una sin fundamento científico de las tantas que van apareciendo en revistas de moda o del corazón y que se difunden a través de programas televisivos.

Recuerda: el único truco –si es que se le puede llamar así– que existe a la hora de adelgazar y perder peso consiste en adoptar una vida activa, llevar una dieta equilibrada y variada y practicar deporte con regularidad.

En Muy en forma | Adelgazar rápido

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.