» » » Levadura de cerveza: propiedades, usos y contraindicaciones

Levadura de cerveza: propiedades, usos y contraindicaciones

Las propiedades de la levadura de cerveza aportan múltiples beneficios y destaca por sus vitaminas del grupo B

18 de septiembre de 2011
levadura cerveza

Levadura de cerveza, un hongo repleto de propiedades y beneficios saludables | Sonia Brit

La levadura de cerveza es un tipo de levadura u hongo microscópico (Saccharomyces cerevisae) que fermenta la malta consumiendo sus azúcares para así obtener la cerveza, aunque se utiliza también para otras bebidas y alimentos por su alto valor nutricional.

El nombre científico del hongo Saccharomyces procede del griego y significa azúcares, mientras que el término cerevisae proviene del latín y designa el concepto levadura.

Es importante que sepamos diferenciar entre la levadura de cerveza apta para consumo humano y la levadura de cerveza virgen, cuya ingesta puede provocar trastornos gastrointestinales. También es importante matizar que no contiene alcohol, lactosa o gluten, ni ninguna clase de conservante o colorante, por lo que es un complemento alimenticio adecuado para los celíacos y las personas con intolerancia a la lactosa.

Propiedades

La levadura de cerveza tiene multitud de propiedades y beneficios para nuestro organismo, según atestiguan diversos estudios científicos. Es una fuente de proteínas con gran valor biológico, es decir, que cuenta con todos los aminoácidos esenciales, incluyendo la lisina.

Es rica en vitaminas del grupo B, las cuales inciden en el sistema nervioso y fortalecen el sistema inmunológico. Este tipo de vitaminas son muy importantes para los grupos de avanzada edad, personas que siguen dietas de adelgazamiento bajas en calorías y vegetarianos estrictos o veganos, que corren mayor riesgo de sufrir carencias en su alimentación.

Además, la levadura de cerveza destaca por aportar carbohidratos, así como ácidos grasos insaturados y lecitina, los cuales ayudan a regular el nivel de colesterol y los triglicéridos.

Entre sus propiedades cabe destacar su riqueza en minerales como el cromo y el hierro y su bajo contenido en sodio, que hacen que sea recomendable para pacientes diabéticos, personas con hipertensión y para prevenir estados anémicos.

Como vemos, la levadura de cerveza ofrece innumerables beneficios para nuestra salud y está indicada tanto para personas que llevan a cabo actividades físicas o psíquicas muy exigentes, como para deportistas, estudiantes y adolescentes.

Usos

Además de ayudar en períodos de nerviosismo o estrés y ser aconsejable para combatir el estreñimiento, se le atribuyen cualidades para fortalecer el cabello y las uñas, y para recuperarnos de heridas, eccemas, quemaduras u otros problemas de la piel.

Debido a sus propiedades nutricionales, la levadura de cerveza suele recomendarse durante el postparto y el período de lactancia, por su capacidad para regenerar los tejidos y su contenido en ácido fólido. Sin embargo, no existen estudios suficientes que demuestren que es efectivo suministrarlo a mujeres embarazadas.

Aunque con frecuencia se asocia como tratamiento del acné, es aconsejable consultar a un dermatólogo previamente antes de incluirla en la dieta, ya que por su abundante contenido en vitamina B2 puede ser perjudicial en determinados tipos de acné.

Contraindicaciones

Algunas personas manifiestan síntomas o efectos secundarios como pueden ser urticaria, irritaciones o manchas en la piel al empezar a tomar levadura de cerveza. También se han dado casos de alteraciones en la flora intestinal como la diarrea o las flatulencias tras ingerir este suplemento. Por ello, la dosis a tomar debe ser pequeña e ir incrementando la cantidad a medida que el organismo se habitúe, lo que también nos ayudará a desterrar el mito de que la levadura de cerveza engorda.

No hay que olvidar que la levadura se caracteriza por un pronunciado sabor amargo, que no es agradable para todos los paladares y está contraindicada en caso de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, e infecciones producidas por hongos.

Cómo tomarla

La levadura de cerveza se presenta en distintos formatos. Podemos encontrarla en el mercado en polvo y copos, a los que incluso se les ha eliminado el amargor, para que aquellos que no son capaces de tolerarlo puedan incluirla en sus comidas principales.

Hay muchas formas de tomar la levadura de cerveza. Una de las opciones es espolvorearla sobre ensaladas, sopas u otros guisos, o incluirla en zumos o batidos dulces para que pase inadvertida, aunque se puede optar directamente por adquirirla en comprimidos o pastillas.

Es imprescindible subrayar que las dosis diarias están en torno a dos o tres cucharadas al día, y es preferible distribuirlas en varias tomas para que no modifiquen el sabor de los alimentos. En el caso de las comprimidos, las cifras que se barajan son de seis a diez comprimidos, aunque siempre debemos seguir las indicaciones que figuran en el prospecto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Un comentario
  1. LUCIA
    Publicado el 4 marzo, 2014 a las 20:27 | Enlace

    como tomarla para bajar de peso ó para subir y sugerencias para tomarla
    gracias

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.