La levadura de cerveza y sus contraindicaciones

La levadura de cerveza es rica en proteínas, minerales y vitaminas del complejo B, entre las que se encuentran el ácido fólico y B12. Contiene una gran cantidad de fibra y aporta ácidos grasos poliinsaturados, beneficiosos para la salud del corazón. En las cantidades recomendadas como suplemento dietético, la levadura de cerveza no tiene repercusión sobre el peso, aunque no está exenta de contraindicaciones para algunas personas
27 de noviembre de 2015
levadura de cerveza contraindicaciones

La levadura de cerveza, un suplemento dietético no exento de contraindicaciones | Muyenforma.com

La levadura de cerveza (Saccharomyces cerevisiae) que utilizamos como complemento alimenticio está disponible en copos y también en cápsulas o pastillas. Hay muchos sitios donde se puede comprar este producto natural: herboristerías, farmacias, tiendas especializadas y algunos supermercados.

A pesar de que cuenta con numerosas propiedades y beneficios nutricionales, la levadura de cerveza no está exenta de contraindicaciones y efectos secundarios para la salud.

Contraindicaciones

En lo que respecta a contraindicaciones, hay que tener en cuenta que la levadura de cerveza no sustituye a un plan de alimentación equilibrado y saludable que aporte todos los nutrientes que precisa nuestro organismo. Algunas personas pueden manifestar reacciones alérgicas a dicho suplemento. Dado su contenido en purinas, no deben tomar levadura de cerveza quienes presentan niveles altos de ácido úrico o gota.

Si se sufre enfermedad de Crohn, colon irritable, colitis ulcerosa u otros trastornos intestinales es preferible no tomar levadura de cerveza para evitar brotes o problemas relacionados con el tránsito. Asimismo, está desaconsejada cuando existe estreñimiento crónico o infecciones recurrentes por Candida albicans.

En caso de padecer otras enfermedades o estar tomando medicación, es preciso consultar al médico si es conveniente hacer uso de la levadura de cerveza y cómo se debe tomar. Ya que no hay suficientes estudios disponibles sobre sus efectos, no se recomienda recurrir a la levadura de cerveza durante el embarazo y el período de lactancia.

Efectos secundarios

Para adaptarnos a un suplemento al que no estamos acostumbrados, al principio conviene utilizar pequeñas cantidades de levadura de cerveza y no excederse en su consumo. De manera lenta y gradual se irá incrementando la dosis hasta llegar a la recomendada.

Aunque sea un producto natural que prácticamente carece de efectos secundarios, algunas personas pueden manifestar picor, urticaria y flatulencia por falta de adaptación a la levadura de cerveza.

¿Para qué sirve la levadura de cerveza?

Consumir levadura de cerveza es una manera de fortalecer el cabello y las uñas quebradizas y cuidar la salud de la piel, ya que puede ser de ayuda en caso de eccemas, dermatitis y acné, entre otros problemas cutáneos.

Además de resultar útil para combatir la caída del pelo, la levadura de cerveza se considera un buen aliado para el sistema nervioso: reduce el nerviosismo, la ansiedad y el estrés cotidiano y favorece la conciliación del sueño.

Se trata de un suplemento dietético ideal para épocas de cansancio, fatiga, actividad física intensa, debilidad o apatía. Permite superar el agotamiento y obtener un aporte extra de energía y vitalidad cuando nuestro estado de ánimo general decae.

Su riqueza en probióticos convierte a la levadura de cerveza en un complemento dietético óptimo para mantener un equilibrio saludable en la flora intestinal. No solo facilita la digestión de los alimentos, sino que también estimula el sistema inmunitario y contribuye a la prevención de enfermedades.

Sus propiedades nutricionales

Desde el punto de vista nutricional, dejando a un lado los citados posibles efectos secundarios y contraindicaciones, la levadura de cerveza sobresale por su aporte proteico. El valor biológico de sus proteínas es comparable al de la leche o el huevo, es decir, contiene todos los aminoácidos esenciales. Por lo tanto, constituye un valioso recurso en dietas vegetarianas estrictas y deficitarias en proteínas, ya sea en calidad o en cantidad.

En la composición de la levadura de cerveza están presentas todas las vitaminas del complejo B: B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, B5 o ácido pantoténico, B6 o piridoxina, B8 o biotina, B9 o ácido fólico y B12 o cianocobalamina. Además, es una importante fuente de minerales, entre los que destacan el potasio, el magnesio, el fósforo, el selenio, el zinc y el cromo.

Al aportar ácidos grasos poliinsaturados, resulta beneficiosa para la salud cardiovascular. No hay que pasar por alto el elevado porcentaje de fibra dietética de la levadura de cerveza, que la hace adecuada para prevenir y tratar el estreñimiento.

En Muy en forma | ¿La levadura de cerveza engorda?

Un comentario
  1. Walther fellenberg
    Publicado el 29 mayo, 2016 a las 00:29 | Enlace

    Gracias por la información. Probare usarla.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.