Leche de alpiste, lo último en bebidas vegetales para reducir el colesterol

La leche de alpiste carece de colesterol y lactosa y es adecuada para personas que sufren diabetes o tienen niveles altos de colesterol
19 de enero de 2014
Etiquetas,  
leche alpiste colesterol

La leche de alpiste ayuda a mantener el colesterol a raya | Juliaf

Aunque la leche de vaca y los preparados lácteos continúan siendo un alimento básico para una gran parte de la población mundial, hay personas que por motivos de intolerancia alimenticia, malas digestiones o total rechazo a los productos de origen animal optan por el consumo de bebidas vegetales como las de soja, avena, arroz o almendras, entre otras.

Tenemos a nuestro alcance un amplio abanico de opciones ligeras, saludables y fácilmente digeribles que provienen o derivan de cereales y frutos secos. Además, carecen de colesterol y lactosa y, generalmente, presentan un bajo contenido en grasa y sodio. Frente a las bebidas vegetales sustitutivas de la leche más clásicas nos encontramos con una que se está poniendo muy de moda en los últimos tiempos por algo más que por su sabor suave y sorprendente: la leche de alpiste.

Propiedades de la leche de alpiste

En primer lugar cabe hacer mención a la abundante presencia de proteínas de gran valor orgánico y origen vegetal, fundamentales para el funcionamiento del organismo. También nos debemos detener en su alto contenido en antioxidantes naturales que ayudan a retrasar el envejecimiento celular y el desgaste prematuro.

Como alternativa a la bebida de soja, la leche de alpiste contribuye a la eliminación y asimilación de las grasas gracias a su riqueza en una enzima denominada lipasa. Además, el consumo de leche de alpiste es aconsejable para reducir las tasas de colesterol plasmático y controlar los niveles de azúcar en sangre, por lo que resulta una buena elección en casos de diabetes.

La leche de alpiste es una bebida diurética, ya que favorece que eliminemos líquidos corporales y depuremos el organismo de sustancias tóxicas. Dicha cualidad la convierte en una excelente aliada para las personas que sufren enfermedades como artritis y gota y que padecen úlceras de estómago.

Cada 100 mililitros de leche de alpiste aportan alrededor de 45 calorías y unos 7 gramos de hidratos de carbono. Como último apunte, indicar que el consumo de bebida de alpiste beneficia a los hipertensos, al reducir la tensión alta y mejorar el tono muscular.

¿La has probado ya? ¿No sientes curiosidad por saber si tomando un vaso de leche de alpiste en ayunas y otro antes de dormir, como dictan los cánones, consigues controlar las presión arterial y mantener el colesterol a raya?

Prepárala tú mismo

Pese a no parar de sumar adeptos, aún no es muy conocida entre los consumidores que recurren a los lácteos vegetales con el fin de completar una dieta y un estilo de vida sano. Al pensar en una leche a base de alpiste, pronto nos viene a la mente la comida que sirve de sustento a los jilgueros y los periquitos, pero lo cierto es que la leche de alpiste ofrece infinidad de beneficios para la salud. Es posible tanto adquirirla envasada en tetrabrik como elaborarla en casa empleando semillas de alpiste libres de aditivos y aptas para el consumo humano.

El proceso de fabricación de la leche de alpiste casera no va más allá de poner en remojo las semillas durante toda una noche, retirar el agua al día siguiente y licuar las semillas para luego incorporar un litro de agua hervida, que colaremos en última instancia, obteniendo así la leche de alpiste que podremos consumir a diario y utilizar en nuestras recetas y postres favoritos.