Las modelos actuales son un 23% más delgadas que cualquier otra mujer

  • ◙  En la actualidad, una modelo pesa un 23% menos que una mujer normal
  • ◙  Hace 20 años, la diferencia estaba en torno a un 8%
  • ◙  El bombardeo publicitario ha contribuido a enaltecer un canon de belleza poco real
10 de febrero de 2012
modelos delgadas

Las modelos, víctimas de trastornos alimentarios | Ivas K.

Para muchas mujeres, las modelos son el prototipo a imitar, la referencia a seguir y el símbolo de un cuerpo escultural. Inconscientemente nos han inculcado unos cánones de belleza utópicos que distan mucho de la realidad. La modelo que promueve el mundo de la moda se caracteriza por una extrema delgadez que puede traducirse, y de hecho se traduce, en graves problemas de salud. Por los continuos bombardeos publicitarios y la falta de responsabilidad de los principales aludidos hemos llegado a un punto de no ser capaces de concebir ni el más mínimo defecto o imperfección.

La modelo actual es un 23% más delgada que cualquier otra mujer de a pie, en cuanto a su masa corporal se refiere. Veinte años atrás una modelo pesaba alrededor de un 8% menos que la mayoría de mujeres sanas, pero en la actualidad el porcentaje se ha incrementado notablemente. En base a estos datos se deduce que se respalda un ideal de belleza que no tiene nada que ver con un cuerpo saludable. Queda demostrado que hemos sucumbido a lo que socialmente se considera bello y atractivo, haciendo oídos sordos a la raíz del problema.

Se multiplican los anuncios que muestran modelos esqueléticas. Una mujer que la sociedad considera una perfecta obra de arte, cuando más bien se trata de mujeres poco reales que son esclavas de su propio cuerpo y que con frecuencia siguen una alimentación deficiente. Esta imagen distorsionada de realidad ha llevado a un incremento de los trastornos de conducta alimentaria, llegando a multiplicarse numerosos casos de anorexia y de bulimia.

Las industrias multimillonarias como la moda se alimentan del pánico de los consumidores. Enaltecer la extrema delgadez aumenta la fobia a estar gordo, lo que nos empuja a someternos a dietas agresivas, a los llamados “productos milagro” y a toda clase de tratamientos agresivos para adelgazar. Todo con tal de vernos delgados cuando nos miramos al espejo y que el resto nos acepten, no por lo que somos sino por nuestra apariencia física.

Queremos conocer tu opinión: ¿no te parece que ha llegado el momento de revelarse ante el modelo de belleza actual?

En Muy en forma | Ebriorexia, un nuevo trastorno alimentario que conjuga anorexia, bulimia y alcoholismo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.