Las castañas, todo un clásico en la temporada de otoño-invierno

Las castañas, a diferencia de otros frutos secos, apenas contienen grasa y aportan pocas calorías. Son ricas en hierro, potasio y vitamina B2
30 de noviembre de 2012
Etiquetas
castañas

Castañas, un fruto seco con muchas propiedades saludables | juantiagues

Con la llegada del frío, los montes y los cestos de los recolectores están a rebosar de castañas. Ya empiezan a sonar cascabeles, las luces de colores inundan el centro de la ciudad y las calles desprenden ese inconfundible olor a castaña asada como preludio de la Navidad. Si tuviéramos que elegir el alimento estrella de la época de otoño, sin dudar, nos quedaríamos con la castaña. Este fruto seco no solo destaca por su agradable sabor, sino por los beneficios que nos aportan los nutrientes que posee.

Propiedades de las castañas

Las castañas aportan hidratos de carbono complejos para hacer frente a los cambios de temperatura, el frío y las intensas lluvias. No les faltan cualidades para tener presencia en la dieta de todos los que practicamos deporte, ayudándonos a mantener llenas las reservas energéticas y a sobrellevar el esfuerzo. En comparación con otros frutos secos, las castañas apenas contienen grasa.

En las castañas predominan minerales como el hierro y, en menor cantidad, el calcio y el fósforo. También poseen mayor concentración de potasio que el resto de frutos secos, contribuyendo así a regular la tensión arterial. Además, son ricas en vitaminas del grupo B, donde despunta especialmente la B2, que cobra un papel relevante a la hora de metabolizar las grasas y las proteínas que consumimos y es necesaria para la integridad de la piel, las mucosas y la córnea. Por su alto contenido en fibra, las castañas resultan ideales para mejorar el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento.

A todas estas virtudes, añadimos su bajo aporte calórico. Por cada 100 gramos de castañas que consumas, la báscula marcará alrededor de 200 calorías, de las cuales solo 20 proceden de las grasas. Por tanto, las castañas pueden ser ese snack saludable que sustituya a otros aperitivos con calorías vacías y grasas saturadas en una tarde de otoño, en la que lo único que apetece es refugiarse debajo de la manta para entrar en calor y disfrutar de la lectura o el cine.

En Muy en forma | Nueces para reducir el colesterol y la grasa abdominal

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.