La ortiga blanca y sus propiedades medicinales

La ortiga blanca es una planta a la que se atribuyen diversas propiedades medicinales o curativas. Posee un gran poder depurativo y diurético, por lo que resulta adecuada para eliminar los líquidos acumulados y las toxinas del organismo. Así pues, está indicada en el tratamiento de gota, hiperuricemia, sobrepeso e hipertensión arterial, entre otras afecciones
26 de Enero de 2016
ortiga blanca propiedades

La ortiga blanca, una planta medicinal que posee muchas propiedades y beneficios saludables | Claudio A. (CC by 2.0, Flickr)

La ortiga blanca, también conocida con el nombre científico de Lanium álbum, es una planta perenne cuyo origen se encuentra en el continente europeo. Su hábitat natural son los climas secos, con poca humedad. Se puede encontrar en jardines, praderas, setos, en los bordes de los caminos y en otras zonas con abundante vegetación.

A diferencia de la ortiga común, la ortiga blanca u ortiga muerta no está provista de pelos urticantes, es decir, no provoca irritación o escozor. También difiere de la primera en sus propiedades medicinales o terapéuticas, las cuales iremos desgranando a lo largo de este artículo.

Ayuda a depurar el organismo

Desde la antigüedad, la infusión de ortiga blanca se ha utilizado como tónico natural para depurar el organismo. Se considera un buen aliado para proteger y potenciar la función del hígado y estimular las secreciones del páncreas y de la bilis.

Aliada contra el ácido úrico

La ortiga blanca tiene un gran poder diurético, por lo que ayuda a eliminar el exceso de líquidos y sustancias de desecho o toxinas acumuladas en el organismo. Al aumentar la diuresis o la producción de orina, favorece la eliminación del ácido úrico, de ahí que sea recomendable en personas que padecen gota.

Asimismo, resulta adecuada como coadyuvante en el tratamiento de la hiperuricemia, oliguria, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso, retención y otros estados en los que se requiera un aumento de la diuresis.

Buena para la garganta y la faringitis

Sus propiedades expectorantes convierten a la ortiga blanca en un remedio casero para combatir el catarro y otras afecciones de las vías respiratorias: bronquitis, gripe, faringitis, laringitis, asma

Gracias a su efecto demulcente y acción antiséptica, la ortiga blanca puede contribuir a aliviar la irritación y el dolor de garganta.

Ortiga blanca y la menstruación

El uso de esta planta también está indicado en el tratamiento de los desarreglos menstruales. A menudo la ortiga blanca se emplea con el propósito de remediar diversos problemas femeninos, tales como la leucorrea (exceso de flujo vaginal) y el sangrado vaginal entre menstruaciones o al cese de la misma, tras la menopausia.

Al parecer, la ortiga blanca puede actuar como calmante cuando se sufren períodos muy abundantes y dolorosos o lo que es lo mismo, dismenorrea.

Más propiedades

¿Qué otros beneficios se le atribuyen a la ortiga blanca? Los taninos presentes en dicha planta le confieren propiedades astringentes y antiinflamatorias que la hacen útil para combatir los procesos diarreicos y otras alteraciones gastrointestinales comunes.

Además de un ligero efecto antirreumático, a la ortiga blanca se le otorgan propiedades hipoglucemiantes. La raíz de esta planta parece ser beneficiosa para reducir los síntomas asociados a la hiperplasia benigna de próstata.

Externamente o en uso tópico, la ortiga blanca puede mejorar distintos tipos de dermatitis, además de eczemas, irritaciones cutáneas, hemorroides, heridas y quemaduras. También se aplica en pieles acneicas y en el cuero cabelludo con el fin de mitigar el exceso de grasa.

Un comentario
  1. jose salvador
    Publicado el 21 Septiembre, 2016 a las 18:54 | Enlace

    saludos sufro desde hace casi 2 meses de dolores en la parte baja de la columna y costado izquierdo necesito ayuda po favor gracias

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.