La importancia del desayuno en la alimentación

El desayuno es la comida más importante del día. En él es imprescindible incluir determinados grupos de alimentos que nos proporcionen la energía que necesitamos diariamente
15 de septiembre de 2011
Etiquetas
importancia desayuno

El desayuno es muy importante en la dieta y alimentación diaria | Nadine

La falta de tiempo, el trabajo o el estilo de vida no pueden ser motivos que nos lleven a descuidar nuestra alimentación y a perder el hábito de realizar un desayuno saludable, completo y equilibrado, que nos permita rendir a lo largo del día. Los especialistas en nutrición coinciden en la necesidad de no eliminar esta costumbre de nuestra rutina, ya que puede considerarse la comida más importante del día.

Pese a lo que muchas personas creen, renunciar al desayuno no ayuda a perder peso, todo lo contrario: estudios recientes prueban que genera un efecto rebote, provoca una mayor tendencia a la obesidad, principalmente en niños y adolescentes, y, además, eleva el riesgo de ataque al corazón. Al pasar horas sin ingerir los nutrientes que el cuerpo necesita, nos sentimos débiles, agotados, con dificultades para concentrarnos y sin disposición para emprender nuestras tareas cotidianas. Por lo tanto, sufrimos un mayor desgaste de energía y terminamos comiendo alimentos poco saludables en exceso, que el organismo acaba transformando en grasas.

Un buen desayuno mejora el rendimiento. Debe aportar un 30 por ciento de las calorías que se ingieren al día y en él no puede faltar el carburante del cerebro: la glucosa. Es necesario valorar la edad de cada sujeto para determinar qué alimentos cobrarán más protagonismo, pero no será el único factor determinante, habrá que tener en cuenta enfermedades como el colesterol, la hipertensión o la diabetes.

En un desayuno sano es aconsejable incluir…

  • Lácteos como el yogur, la leche o el queso, que actualmente se comercializan enriquecidos con calcio, omega 3 o vitamina D, y son fundamentales para el desarrollo de los huesos. Los intolerantes a la lactosa y los vegetarianos pueden sustituirlos por bebidas vegetales, que son una gran fuente de proteínas.
  • Carbohidratos como el pan, los cereales o la bollería elaborada de forma casera, que tendrá una menor proporción de grasas saturadas que la industrial.
  • Frutas, por su alto contenido en fibra y vitaminas hidrosolubles, que la convierten en un elemento esencial para el organismo.

Tenemos que ser más conscientes de la necesidad de reeducar a la sociedad, usar el sentido común para darle al desayuno la importancia que merece y tomar el ejemplo de otras culturas en las que es un pilar básico, ya no sólo a nivel nutricional, sino también social.

En Muy en forma | Si quieres adelgazar, desayuna pastel de chocolate

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.