La escarola, mucho más que un simple vegetal de invierno

La escarola tiene un alto contenido en vitamina C y es rica en potasio, por lo que ayuda a prevenir el estrés y ejerce una influencia positiva en el sistema nervioso central
11 de octubre de 2012
Etiquetas,  
escarola

La escarola, un vegetal repleto de propiedades y beneficios saludables | Catorze14

Como ocurre con muchísimas otras verduras, la escarola tuvo en un principio un uso más terapéutico que culinario. Las antiguas civilizaciones pronto descubrieron que este vegetal guardaba en sus rizadas y sabrosas hojas un buen número de propiedades diuréticas y digestivas que benefician al organismo y también ayudan a mantener la silueta.

Propiedades y beneficios

La escarola apenas aporta calorías y en su composición predomina el agua, por lo que resulta apropiada para dietas de adelgazamiento. Además de ser una aliada de la salud y una fiel amiga para la báscula, destaca por su poder antioxidante y su riqueza en betacarotenos y folatos. Asimismo, por su alto contenido en vitamina C favorece la formación del colágeno y los glóbulos rojos, y consigue incrementar la absorción de hierro y ácido fólico.

También es una fuente de potasio, de modo que contribuye a combatir el estrés y actúa como calmante del sistema nervioso; de ahí que las personas que sufren problemas de sueño la consuman en la cena para dormir mejor. También tiene dosis variables de otros minerales como el magnesio, calcio, hierro y zinc. Constituye una excelente alternativa a la lechuga, dado que, a diferencia de ésta, no provoca gases ni hinchazón abdominal.

Las hojas de la escarola contienen intibina, la sustancia responsable de su sabor amargo y de los beneficios digestivos que se le atribuyen. Dicho compuesto estimula la secreción de los jugos gástricos, ejerciendo una labor depurativa y diurética. 

¿Cómo tomarla?

A los que quieran degustar este suculento manjar les vendrá bien tener presentes las siguientes indicaciones. Principalmente se prepara cruda, ya que así conserva todo su valor nutritivo. Se debe trocear justo en el instante antes de consumirla para que no pierda vitaminas.

Por su peculiar sabor casa con un sinfín de ingredientes y es un must en las ensaladas otoñales aliñadas con aceite de oliva, ajo, vinagre y sal o, en su defecto, con una salsa de mostaza y miel. También podemos incluir la escarola en aperitivos, cremas y purés o incluso sándwiches.

La época en la que ofrece todo su esplendor y calidad es en la temporada de invierno, aunque hoy en día es fácil encontrarla en el mercado durante todo el año.

Como verás, toda la familia, sin excepciones, puede aprovecharse del ramillete de bondades de carácter nutricional de esta verdura típica de invierno.

En Muy en forma | Tipos de lechugas y hojas verdes para ensaladas de verano

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.