¿La cerveza engorda?

Consumida moderadamente, la cerveza no engorda y puede considerarse parte de la dieta mediterránea. Contiene entre 70 y 100 calorías, es rica en vitaminas del grupo B, tiene un gran contenido en ácido fólico y ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis
28 de septiembre de 2011
Etiquetas,  
cerveza engorda

Consumida con moderación, la cerveza no engorda: 100 mililitros de cerveza aportan 43 calorías | M.Peinado

La cerveza puede considerarse una de las bebidas preferidas de la población para combatir el calor durante los meses de verano, pero a la vez es de las más temidas para las personas que deciden ponerse a dieta, ya que no saben con exactitud si la cerveza engorda y es la culpable de esos kilos de más.

Si partimos de la base de que la cerveza es una bebida natural que se obtiene de la cebada, no es de extrañar que tenga efectos beneficiosos para la salud, al contener hidratos de carbono, proteínas y vitaminas en lugar de azúcares simples y grasas saturadas. Nos aporta unas 43 calorías por cada 100 mililitros, por lo que al tomar una caña estaríamos rozando las 90 calorías, 40 calorías en el caso de una cerveza sin alcohol y 120 en el de una cerveza negra. Si comparamos su valor energético con el de otras bebidas que habitualmente ingerimos, como los refrescos, zumos o batidos nos daremos cuenta de que –pese a que éstas no tienen la fama de engordar– suelen ser mucho más calóricas y, por tanto, poco aconsejables para las personas que quieren lucir un cuerpo escultural.

Estudios recientes demuestran que, consumida moderadamente, la cerveza no engorda y puede considerarse parte de la dieta mediterránea, dado su alto contenido en agua, sales minerales, fósforo y magnesio, así como vitaminas del grupo B, que son esenciales para el correcto funcionamiento del cerebro y el metabolismo corporal. Además, los resultados arrojan que una cerveza proporciona una cantidad suficiente de ácido fólico –importante para el desarrollo de los glóbulos rojos– que ayudaría a mantener “a raya” la homocisteína, un compuesto asociado a un mayor riesgo de padecer enfermedades coronarias.

Entre sus múltiples virtudes podemos destacar que la cerveza es un excelente diurético y antioxidante, que ayuda a mejorar el sistema inmunológico, y regula el tránsito intestinal. No deja de ser una bebida alcohólica, por lo que hay que prestar atención a los consejos de los expertos y limitar su consumo a una o dos cervezas al día en el caso de las mujeres, y un máximo de 3 cervezas en el caso de los hombres. Si se siguen dietas de adelgazamiento es recomendable tomar agua, infusiones o una cerveza sin alcohol para calmar la sed.

En Muy en forma | Beneficios de la cerveza

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.