Intenta no excederte con el alcohol en Navidad

Si al alto aporte calórico de los dulces navideños le sumamos también las calorías vacías de las bebidas alcohólicas, podemos aumentar de peso considerablemente durante estas señaladas fechas
15 de diciembre de 2011
Etiquetas,  
Alcohol Navidad

El alcohol aporta calorías vacías | Fidel R.

Todos somos conscientes de que en Navidad pasamos por alto los excesos, y nos permitimos demasiados lujos en un corto espacio de tiempo. En ocasiones, ni siquiera llegamos a disfrutar de las copiosas comidas que compartimos en familia. Incluso los que intentamos cuidar nuestra alimentación día a día nos concedemos pequeños caprichos durante estas fechas. Reemplazamos una gran parte de los alimentos más saludables por los típicos dulces navideños, que tienen un elevado valor calórico.

El alcohol siempre hace acto de presencia en este tipo de celebraciones y por mucho que nos pese agrava aún más la situación. No solo tiene más calorías que el azúcar sino que es una fuente de calorías vacías, lo que significa que nos proporciona un alto aporte calórico y muy poco nutrientes para el organismo. Las bebidas alcohólicas ejercen un efecto sedante y levemente anestésico, permitiendo deshinibirnos y experimentar una sensación de bienestar y de euforia.

Durante estas fechas, en las que apenas hacemos deporte, conviene no excedernos en su consumo. El alcohol nos suministra más energía de la que vamos a gastar y ni siquiera estimula la saciedad o nos ayuda a calmar el apetito, como es el caso de los alimentos sólidos. Si además le sumamos las calorías extra de los turrones, mazapanes y otros dulces, es fácil que aumentemos de peso sin apenas darnos cuenta.

Por este motivo, en estas semanas previas a la Navidad queremos daros algunos consejos saludables. El primero es que dejes a un lado las bebidas alcohólicas, o las reserves exclusivamente para el brindis. Es mucho más recomendable optar por otras bebidas que no contengan alcohol, y que preferiblemente no incluyan azúcar ni gas. Lo ideal para acompañar a los platos sería recurrir a los zumos naturales o a una cerveza “sin”.

Tras la comida, para digerir con más facilidad los alimentos y combatir la acidez, podríamos tomar una infusión de manzanilla o poleo. No obstante, no hay que olvidar que el agua es nuestra mejor y más poderosa aliada, pues no solo hidrata el organismo, sino que además nos ayudará a depurarlo en esta época de constantes atracones.

En Muy en forma | Empieza a planificar el menú de Navidad

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.