Inflamación de estómago

La inflamación de estómago suele estar debida a una alimentación y a un estilo de vida inadecuado. Normalmente, las causas de la distensión abdominal son comer excesivamente y tragar demasiado aire. Esta sensación de hinchazón puede venir acompañada de gases y dolor de estómago
28 de enero de 2016
inflamación de estómago

La inflamación de estómago puede deberse a múltiples causas

La hinchazón de abdomen constituye un problema frecuente en la población general. Estamos tan acostumbrados a vivir con distensión abdominal que llegamos a verlo como algo normal, aunque interfiera con nuestro deseo de lucir un vientre plano.

Pero más allá de la cuestión estética, tener el abdomen hinchado podría indicar que no todo marcha bien en nuestro organismo. En otras palabras, puede ser una señal que envía nuestro cuerpo cuando nuestra salud se ve comprometida de alguna manera.

Causas

Por lo general, la inflamación de estómago es provocada por comer excesivamente más que por una patología grave.

A grandes rasgos, las causas de la distensión abdominal abarcan: deglución de aire, retención de líquidos, acumulación de gases, intolerancias, estreñimiento, síndrome del intestino irritable, quistes ováricos, oclusión intestinal, síndrome premenstrual, miomas uterinos y aumento de peso.

Al comer deprisa y sin masticar bien los alimentos, tragamos mucho aire, lo que da lugar a gases e inflamación abdominal. Es posible tener intolerancia al gluten o a la lactosa y no saberlo, lo que podría explicar la pesadez, flatulencia e hinchazón abdominal.

Consumir bebidas carbonatadas, abusar de las grasas y los fritos, tomar demasiada fibra, mascar chicle, no ir al baño con regularidad y el sedentarismo son algunos hábitos frecuentes que pueden causar gases y sensación de estómago hinchado o abultado.

Síntomas

Como hemos visto, la inflamación de estómago suele ser consecuencia los malos hábitos alimentarios y de una vida poco activa.

Además de un vientre prominente o mayor de lo normal, quienes sufren inflamación de estómago pueden presentar síntomas como gases, dificultad para evacuar, sensación de plenitud y malestar o dolor abdominal.

Tratamiento

Cuando la distensión abdominal se debe a una comida abundante o pesada, esta desaparecerá al digerir los alimentos. Si la causa es la malabsorción, será necesario modificar la dieta, disminuir el consumo de leche y seguir otras indicaciones que pueda dar el proveedor de atención médica.

En lo que respecta al síndrome del intestino irritable, conviene disminuir o eliminar el estrés emocional y aumentar el consumo de fibra. En el caso de que sea producto de esta u otras enfermedades, se seguirá el tratamiento recetado por el médico.

Remedios caseros

Haciendo cambios en la dieta y evitando aquellos alimentos que no sean bien digeridos o asimilados es posible prevenir la inflamación de estómago. Más allá de hablar acerca de remedios caseros, hay que asegurarse sobre todo de incluir en la dieta alimentos antioxidantes y ricos en fibra, como fruta, verduras, frutos secos y semillas. Otras recomendaciones para que el abdomen no se inflame son reducir el consumo de sal, dejar de fumar y practicar deporte o hacer ejercicio físico para fortalecer el abdomen.

El agua con limón, la tintura de clavo, el jengibre, la canela, el orégano, el comino y el hinojo, entre otras especias, pueden ayudar a mejorar la digestión y aliviar el dolor de abdomen y la inflamación. También podemos recurrir a las infusiones de hierbas con propiedades digestivas y diuréticas, como la menta, la manzanilla y la hierbabuena.

En Muy en forma | Dolor en la boca del estómago

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.