Herpes labial

El herpes labial es una infección causada por el virus herpes simple tipo 1. Se manifiesta con la aparición de pequeñas ampollas agrupadas y llenas de fluido. El herpes labial suele desaparecer espontáneamente al cabo de una o dos semanas. Para calmar el dolor y que los síntomas desaparezcan rápido, el médico puede prescribir fármacos o cremas cutáneas antivirales.
7 de Septiembre de 2015
Etiquetas
herpes labial

Herpes labial, una contagiosa afección causa por un virus | Leonardo D. (CC by 2.0, Flickr)

La infección de la boca, los labios o la encía por el virus del herpes simple (HSV-1), denominada herpes labial o herpes oral, es tan común como molesta. Se caracteriza por la aparición de pequeñas ampollas de color rojizo agrupadas en racimos que suelen contener líquido, las cuales popularmente se conocen como “calenturas”.

Contagio

La mayoría de los contagios por herpes simple tienen lugar durante la infancia. Tras el primer episodio, el virus se mantiene latente en los tejidos nerviosos de la cara del huésped de por vida, reactivándose en cualquier momento cuando se presenta un estímulo apropiado. La infección oral por el virus del herpes simple tipo 1 es altamente contagiosa y se propaga por la saliva y el contacto directo con las ampollas.

Causas del herpes labial

¿Por qué el virus se despierta o se reactiva? El Herpes labialis, nombre científico del herpes labial, no tiene una única causa desencadenante. Existen una serie de factores que pueden provocar los brotes de herpes labial. Generalmente, se producen debido al estrés, la exposición solar, los cambios bruscos de temperatura, las defensas bajas y los traumatismos bucales.

Otras causas de la aparición del herpes labial abarcan alteraciones hormonales, fiebre, fatiga, gripe y resfriado. Los procesos gripales, así como el cansancio, implican una disminución de las defensas y una mayor vulnerabilidad frente a un brote de herpes labial. Sentirse agotado y sin energía puede suponer que los herpes labiales ganen terreno.

Síntomas

La infección oral por el agente patógeno del herpes labial puede desarrollarse de forma leve o severa. Por lo general, los primeros síntomas se manifiestan semanas después de entrar en contacto con el virus.

Antes de que aparezcan los signos visibles del herpes labial es posible notar ciertos síntomas, concretamente hormigueo, ardor o quemazón cerca de los labios o en la piel que rodea la boca. También puede haber fiebre y dolor al tragar. Después de esa sensación de cosquilleo, que marca el comienzo del brote, se van formando diminutas ampollas llenas de líquido que llegan a resultar muy dolorosas.

En la fase de lesión abierta las ampollas se rompen y supuran. Al cabo de unos días comienzan a secarse, formándose una costra de color amarillento o marrón. Ya en la última etapa, la costra se desprende y el herpes labial desaparece por completo.

Tratamiento: cómo curar el herpes labial

Normalmente, los herpes labiales desaparecen de forma espontánea y sin tratamiento en 7-10 días. No obstante, el médico de atención primaria puede prescribir medicamentos antivirales (acilovir) y alguna crema cutánea para acortar la duración del brote de herpes simple y aliviar el dolor.

Los fármacos para tratar las úlceras bucales funcionan de manera más eficaz si se toman cuando el virus comienza a reaparecer, justo en el momento en el que aparecen las señales o síntomas de aviso que preceden a las ampollas.

Además, podemos poner en práctica en casa una serie de remedios que ayudan reducir las molestias asociadas con el herpes labial recurrente: aplicar hielo envuelto en un trapo sobre la zona afectada, lavar las ampollas con agua y jabón y hacer gárgaras con agua fría. No es recomendable beber bebidas calientes ni consumir alimentos picantes y cítricos.

Para sentirse mejor cuando se tienen lesiones herpéticas, también se puede tomar un analgésico sin receta médica como el ibuprofeno o el paracetamol.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.