Glóbulos rojos altos en sangre

El exceso de glóbulos rojos en sangre se denomina policitemia. Se suele detectar de manera casual en un análisis común de sangre. El aumento de los glóbulos rojos puede ser de causa desconocida o tener su origen en un trastorno de la médula ósea denominado policitemia vera.
9 de Febrero de 2016
Etiquetas
glóbulos rojos altos en sangre

Fumar puede ser una de las causas de tener alta la cifra de glóbulos rojos en sangre | Edna W. (CC by 2.0, Flickr)

Los glóbulos rojos son también conocidos con el nombre de hematíes y se consideran las células sanguíneas de mayor importancia, puesto que su principal función es trasportar el oxígeno a las restantes.

Un hemograma o análisis sanguíneo común determina el número de glóbulos rojos o hematíes que hay en la sangre de una persona. Los valores normales de glóbulos rojos (GR) son 4.500.000-5.900.000/mililitros en los hombres y 4.000.000-5.200.000/mililitros en las mujeres. No obstante, pueden existir pequeñas variaciones en los rangos normales entre los distintos laboratorios.

El exceso de glóbulos rojos en sangre o niveles altos de hematíes se denomina policitemia.

Causas

Tras conocer qué significa policitemia, veremos cuál es el origen o causa de ese aumento de los glóbulos rojos.

Las cifras elevadas o una cantidad más alta de lo normal de glóbulos rojos pueden deberse a una enfermedad de la médula ósea que recibe el nombre de policitemia vera, antes llamada hiperglobulia. Se trata de un trastorno de carácter adquirido poco frecuente que se caracteriza por la proliferación incontrolada de células de la sangre, entre ellas los glóbulos rojos.

Otras causas abarcan: tabaquismo, cardiopatía congénita, deshidratación, tumores (hígado, riñón…), fibrosis pulmonar e hipoxia (disminución del oxígeno disponible para las células del organismo).

Síntomas

Con frecuencia los síntomas pasan desapercibidos y el exceso de glóbulos rojos se detecta accidentalmente al realizar un análisis de sangre.

En general, los signos más frecuentes de los glóbulos rojos altos en sangre son los dolores de cabeza y la sensación de vértigo. Si el incremento de los glóbulos rojos es causado por la policitemia vera, es posible sufrir visión borrosa, acúfenos (zumbidos en los oídos), hormigueos en las extremidades, sangrado por la nariz, picor durante el baño o la ducha, enrojecimiento facial (mejillas y nariz), ardor de estómago y quemazón en manos y pies.

Tratamiento

Te estarás preguntando de qué manera tratar el exceso de glóbulos rojos en sangre o cómo bajarlos.

Los tratamientos que se suelen utilizar en la policitemia vera son las sangrías o flebotomías (extraer alrededor de 500 mililitros de sangre cada 3-4 días con el fin de que el hematocrito disminuya), medicamentos antiagregantes, quimioterapia y fármacos como interferón y anagrelida para reducir el número de células sanguíneas.

Los pacientes con policitemia vera que reciben un tratamiento adecuado tienen una supervivencia de 15-20 años, mientras que los que no son tratados no viven más de unos 18 meses.

Consecuencias

El aumento de la cifra de hematíes hace que la sangre tienda a espesar y fluya con dificultad por los vasos sanguíneos, facilitando la formación de coágulos o trombos en su interior.

Las trombosis en las venas y/o arterias, las cuales pueden ocasionar infartos de miocardio, anginas y accidentes cerebrovasculares o ictus, son una de las complicaciones habituales de la policitemia vera. También hay riesgo de ceguera transitoria (amaurosis) y hemorragia digestiva. Asimismo, cabe la posibilidad de desarrollar leucemia.

En Muy en forma | Exceso de hierro en sangre

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.