El ginseng y sus beneficios saludables

El ginseng es una planta asiática que aporta muchos beneficios medicinales. Se considera útil para aumentar la capacidad de concentración y la resistencia al estrés. Además, hay quien emplea la raíz de ginseng para incrementar la potencia sexual y aliviar los síntomas de la menopausia
2 de Septiembre de 2015
ginseng beneficios

El ginseng, una planta con muchos beneficios medicinales | Eugene K. (CC by 2.0, Flickr)

El ginseng, que responde al nombre científico de Panax ginseng, es una planta originaria de Asia que se emplea con fines medicinales desde la antigüedad. La raíz del ginseng se caracteriza por ser gruesa y carnosa y por adoptar una forma que recuerda al cuerpo humano. En la civilización china se considera un remedio capaz de curar cualquier enfermedad, de ahí que sea conocida como la “raíz del cielo”.

Actualmente, es tal la popularidad de esta raíz que no se utiliza solo a nivel terapéutico, sino que se añade a bebidas energizantes o reconstituyentes, refrescos, galletas y barritas energéticas, entre otros productos, para dotarles de todos sus beneficios nutricionales y saludables.

Tipos de ginseng

Existen varios tipos de ginseng que corresponden a la misma especie, de acuerdo al lugar de procedencia, la forma de cultivo y la edad de la planta. Los más comunes son el ginseng americano, el coreano (o asiático) y el siberiano. Este último pertenece a la misma familia que los dos primeros, pero proviene de un género diferente de plantas y cuenta con distintos principios activos.

Como ocurre con el té, los colores del ginseng aluden al proceso de fermentación o desecación de la planta. El ginseng blanco hace referencia al fresco, a la raíz que acaba de recolectarse, mientras que el ginseng rojo pasa por un proceso de vaporización y desecado al sol. El ginseng marrón es la raíz una vez seca.

¿Para qué sirve el ginseng?

Al ginseng se le atribuyen numerosos beneficios relacionados con la salud debido a la presencia de ginsenósidos, principios activos contenidos en la raíz de esta planta. En ella también se encuentran componentes tan beneficiosos para el organismo como ácidos orgánicos, fitoestrógenos, vitaminas, sales minerales y aminoácidos.

El ginseng tiene un efecto tónico o adaptógeno, es decir, contribuye a que el cuerpo se adapte al estrés. Por ello, resulta interesante como complemento dietético para aumentar el rendimiento físico y mental, mejorar la concentración y los reflejos, relajar los nervios y conciliar el sueño. Además, mejora la capacidad de reacción del organismo ante las adversidades y potencia la sensación de bienestar.

El ginseng puede ayudarnos a recuperar la energía cuando nos sentimos cansados. Constituye un estimulante natural del organismo que incrementa la sensación de vitalidad sin producir sobreexcitación. Igualmente, puede ser útil para combatir la astenia primaveral o el insomnio. Muchos deportistas recurren al ginseng para aumentar su capacidad física y acelerar la recuperación después de los entrenamientos.

Algunos informes sugieren que el ginseng es beneficioso para diabetes insulino-dependiente, así como para controlar los niveles de colesterol y mejorar la circulación sanguínea. Hay quien utiliza el ginseng para aliviar los síntomas de la menopausia, aumentar la potencia sexual o fortalecer el sistema inmunitario con el fin de prevenir la aparición de diversas enfermedades.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos de los beneficios que se le otorga a la raíz del ginseng no han sido comprobados científicamente.

Contraindicaciones y efectos secundarios

El uso del ginseng como suplemento debe realizarse bajo criterio profesional. Se ha de tomar la dosis que indique el especialista y no prolongar el tratamiento más tiempo del aconsejado.

Al no haber datos sobre su seguridad, se desaconseja el consumo de ginseng en niños y embarazadas. En caso de hipertensión arterial es mejor evitarlo. El ginseng interacciona con algunos fármacos y plantas, de ahí que la recomendación sea consultar al médico antes de empezar a tomarlo.

El ginseng se considera inocuo en las cantidades recomendadas. Sin embargo, el uso continuado del ginseng puede producir efectos adversos como nerviosismo, ansiedad, dolor de cabeza, insomnio, cifras altas de presión arterial, tensión muscular y diarrea matutina.

Presentación del ginseng

¿Dónde se puede comprar el ginseng? Se vende en tiendas de dietética, herboristerías y farmacias sin receta médica. El precio de este suplemento varía en función del formato: té, extracto, jarabe, cápsulas o raíz. Incluso se puede adquirir en forma de caramelos, cigarrillos o chicles.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.