Garbanzos con espinacas

Te proponemos recuperar los nutritivos y rendidores platos de legumbres, compartiendo una receta tradicional: garbanzos con espinacas
18 de marzo de 2015
garbanzos con espinacas

Garbanzos con espinacas, una receta saludable y muy nutritiva | Muyenforma.com

Comer sano y barato no es complicado si se emplea una buena estrategia para aprovechar al máximo los recursos disponibles, reemplazar o sustituir ingredientes y comparar precios. Aún en tiempos de crisis, en los que nuestra alimentación puede verse afectada, debemos cuidar la calidad de los productos que componen la dieta teniendo presente que escoger alimentos sanos y naturales es sinónimo de invertir en salud.

Para lograr platos saludables y económicos es fundamental que recuperemos la comida casera, menos costosa y mucho más cuidada que los productos ya elaborados en lo que respecta a la calidad de los ingredientes que la componen. Comprando en cantidades apropiadas y al mejor precio posible, sin desperdiciar alimentos ni la comida sobrante, desterraremos la creencia generalizada de que es imposible comer sano con un presupuesto limitado. Todo es cuestión de planificación y buenos hábitos.

Uno de los trucos que puedes poner en práctica para cocinar platos saludables sin gastar mucho es utilizar más a menudo las legumbres, tan nutritivas como rendidoras y asequibles al bolsillo. Para llenar el estómago y cuidar tu salud, protegiendo la dieta de los vaivenes económicos, te proponemos cocinar un plato caliente de garbanzos con espinacas.

Nuestras madres y abuelas dirían que esta receta lleva tiempo y mimo, que hay que poner la legumbre a remojo la noche antes y cocinarla a fuego lento, como manda la tradición. Pero vamos a llevarles un poco la contraria, demostrando que es posible elaborar un “potaje de vigilia” igual de exquisito que el tradicional, en tiempo récord.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 250 gramos de garbanzos cocidos
  • 300 gramos de espinacas frescas o congeladas
  • 1 cebolla mediana
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • Sal, laurel, pimentón dulce, pimienta negra y perejil picado (al gusto)
  • 2 latas de atún (en agua) y huevos cocidos (opcional)

Preparación

Jugamos con la ventaja de tener los garbanzos ya cocidos, así que comienza picando directamente la cebolla, los ajos y la zanahoria en trozos muy finos. Rehoga a fuego medio las hortalizas en una cazuela con aceite de oliva hasta que se doren. Puedes emplear también un poco de salsa de tomate o los restos de pisto que te sobraron la noche anterior.

Agrega las espinacas limpias y troceadas y añade una cucharadita de pimentón dulce, una hoja de laurel y agua hasta cubrir las espinacas un dedo por encima. Cocina a fuego suave unos 10 minutos, e incorpora entonces los garbanzos previamente lavados y escurridos de la conserva. Si es necesario añade un poco más de agua y deja hervir unos minutillos.

Pon a punto de sal y pimienta y deja reposar la cazuela tapada (ya fuera del fuego) durante unos cinco minutos para conseguir que los sabores y aromas se entremezclen. Espolvorea el plato con perejil picado y decora con trozos de huevo cocido y atún justo antes de servir.

Propiedades saludables

En menos de 15 minutos hemos preparado un sabroso plato de cuchara con un precio de risa. Sin hacer cálculos no llega ni al euro por ración. Cualquiera puede elaborar un plato nutricionalmente completo de garbanzos con espinacas sin rascarse la cartera.

Además de las legumbres, en este caso garbanzos, ricos en proteínas vegetales, fibra soluble, vitaminas del grupo B y minerales, entre los que abundan el hierro, potasio y magnesio, contiene verduras, atún y huevo, lo que hace que sea recomendable como segundo plato tras una ensalada variada.

Podrías completar el cocido de espinacas y garbanzos con una porción de cereales (unas rebanadas de pan integral, arroz, avena…) unas migas de bacalao o un puñadito de frutos secos. Incluso en algunas zonas de la geografía española acostumbran servir este guiso acompañado de unas albóndigas de pan.

En Muy en forma | Salteado de garbanzos con espinacas y setas ‘shiitake’

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.