Fitoesteroles

Los fitoesteroles son extractos naturales que contienen los alimentos en pequeñas cantidades. Ayudan a regular los niveles de colesterol LDL en sangre
31 de Diciembre de 2014
Etiquetas
fitoesteroles

Frutos secos, frutas y legumbres, alimentos con fitoesteroles | Muyenforma.com

Hay tres pilares fundamentales para mantener el colesterol a raya: la alimentación, la actividad física y el control del peso corporal. Seguir una dieta sana, baja en grasas saturadas, hacer ejercicio físico y evitar el exceso de peso son las estrategias más efectivas para reducir o bajar el colesterol y controlar otros factores de riesgo como son la obesidad, la diabetes o la hipertensión. Pero, además, se ha descubierto otro nuevo aliado en la lucha contra el colesterol y la protección de la salud cardiovascular: los fitoesteroles.

¿Qué son los fitoesteroles?

Los fitoesteroles son extractos naturales que se encuentran en pequeñas cantidades en un buen número de alimentos. Los también conocidos como esteroles y estanoles vegetales tienen una estructura química similar a la del colesterol y se comportan como el mismo. Abundan en el reino vegetal y están muy presentes en la dieta mediterránea, por lo que la ingesta de los fitoesteroles está subordinada a nuestros hábitos alimenticios.

A través de la investigación científica, la ciencia ha corroborado que el sabio Hipócrates no se equivocaba al enunciar “que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento” hace más de 2.000 años. Y es que además de contener nutrientes esenciales, la naturaleza nos brinda alimentos que poseen componentes que cumplen una importante función a la hora de prevenir enfermedades y favorecer nuestra salud en general.

Fitoesteroles y colesterol

Los esteroles vegetales o fitoesteroles bloquean la absorción del colesterol a nivel intestinal, produciendo así una bajada en los niveles plasmáticos de colesterol. El demostrado efecto hipocolesteromiante es uno de los principales beneficios de estos compuestos, pero no el único: se cree que los fitoesteroles también podrían protegernos contra el cáncer, el envejecimiento y otras patologías degerativas dada su capacidad antioxidante, tal y como afirman determinados estudios científicos.

Los fitoesteroles interfieren tanto en la absorción del colesterol que fabrica el propio organismo como del colesterol que se ingiere con los alimentos, además de favorecer su eliminación. No en vano, numerosos estudios científicos indican que, en el marco de una dieta baja en grasas saturadas, el consumo de unos 2 gramos de esteroles vegetales ayuda a reducir las tasas colesterol LDL (“colesterol malo”) No obstante, tomar más de 3 gramos de fitoesteroles no supondría un mayor descenso del colesterol.

La ingesta diaria de esteroles vegetales depende del tipo y la cantidad de alimentos de origen vegetal que se consuman. Aunque la dosis varíe considerablemente en la población en general, los fitoesteroles que aporta una dieta normal son insuficientes para conseguir un efecto relevante en la reducción del colesterol.

Alimentos con fitoesteroles

Los alimentos más ricos en fitoesteroles son aquellos que presentan un alto porcentaje de grasas de origen vegetal. Por lo tanto, se encuentran en los aceites vegetales (de girasol, soja, oliva y maíz), los frutos secos (nueces, avellanas y cacahuetes), los cereales (como el germen de trigo) y las semillas (sésamo, onagra y calabaza, entre otras). También las legumbres, las frutas, las hortalizas y las verduras (lechuga, espinacas, espárragos, zanahorias, tomates, pepinos, chirimoya, frambuesas, higos, manzanas o plátanos) poseen una elevada concentración de estos compuestos.

Con el propósito de incrementar su contenido en esteroles vegetales, la industria alimentaria añade fitoesteroles a alimentos como la margarina, la leche y los yogures. Aunque los alimentos enriquecidos en fitoesteroles, los denominados “alimentos funcionales”, contribuyan a regular y rebajar los niveles de colesterol, no funcionan si no se combinan con una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludables (hacer ejercicio con regularidad, no fumar, controlar el estrés…).

Consideraciones

¿La ingesta de esteroles vegetales está indicada en todas las personas? Desde la perspectiva nutricional, los fitoesteroles podrían resultar inadecuados para niños menores de 5 años, mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Además de la dieta y el estilo de vida, existen factores (herencia o antecedentes familiares) que no se pueden modificar y que influyen en la elevación de las cifras de colesterol. Por ello, es importante consultar al médico antes de tomar cualquier alimento enriquecido con fitoesteroles para que este pueda estudiar el caso y comprobar los resultados en los sucesivos controles de colesterol.

En Muy en forma | 10 alimentos para bajar el colesterol

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.