¿La etiqueta de los refrescos debería incluir el ejercicio físico equivalente para quemar sus calorías?

En un reciente estudio se muestra que sería más eficaz incluir en la etiqueta del producto la cantidad de ejercicio que es necesario realizar para quemar sus calorías, en lugar de las calorías totales
25 de diciembre de 2011
etiqueta refrescos calorias

Los refrescos y su controvertido etiquetado nutricional | Lograi

Las etiquetas de los alimentos ofrecen información muy relevante para el consumidor. Nos permiten tomar la decisión más adecuada para satisfacer las necesidades nutricionales de nuestra familia. En este caso tomaremos como ejemplo a las bebidas azucaradas, en concreto a los refrescos. Pese a que están lejos de ser saludables, las gaseosas son las bebidas preferidas de muchos adolescentes. Es cierto que en el etiquetado, se nos ofrecen datos precisos sobre la cantidad de calorías que aportan. Sin embargo, parece que está información no es del todo eficaz.

Un reciente estudio demuestra que, para fomentar hábitos de vida más saludable, es mucho más útil incluir en el etiquetado la cantidad de ejercicio que es necesario para quemar las calorías que nos proporciona la ingesta de un alimento determinado. Es decir, sería mucho más efectivo que el refresco en cuestión mostrara una leyenda de tipo “equivale a X minutos corriendo” en lugar de incluir la cantidad total de calorías y el porcentaje de la ingesta diaria recomendada. Según los informes, los adolescentes beberían menos refrescos azucarados si la información fuera más simple y fácil de entender.

Por lo tanto, la actividad física equivalente tendría mayor impacto sobre el consumidor, que por ende, reduciría el consumo de los productos menos saludables. La Asociación Americana de Salud Pública sostiene que ésta sería una manera eficaz de incitar a los más jóvenes a beber más agua, y motivarles para que dejaran a un lado los refrescos. Incluso algunos investigadores señalan que la idea podría trasladarse a las cartas de los fast-food o establecimientos de comida rápida.

En caso de llevarse a cabo esta iniciativa, algunos usuarios podrían sentirse desalentados a la hora de emprender una actividad física. Sobre todo tras leer el etiqueta y comprobar que la cantidad de ejercicio, que deberían realizar para quemar las calorías una vez consumido, es bastante elevada. El hecho de modificar la información nutricional, incluyendo en el etiquetado este dato, nos lleva a plantearnos qué pasaría con aquellos alimentos saludables que tienen un alto poder calórico.

En Muy en forma | Aprende a leer la etiqueta nutricional de los alimentos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.